Propone López Obrador a los candidatos del PRD, PT y Movimiento Ciudadano reducirse a la mitad sus salarios

b12-000246

El Porvenir, Bahía de Banderas, Nayarit, a 26 de mayo de 2012


*Aplicará AMLO un plan de austeridad en el Poder Ejecutivo

* Hará recomendaciones a los poderes Legislativo y Judicial

Desde la Riviera nayarita y a iniciativa de Andrés Manuel López Obrador, candidatos a cargos de elección popular por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano hicieron el compromiso público de reducirse a la mitad el salario, en caso de favorecerles el voto popular en la contienda del primer domingo de julio.

Fue en este municipio en donde propuso a los aspirantes a diputados locales y federales, así como a senadores que hicieran público un compromiso “de que van a ganar la mitad de lo que reciben” los legisladores federales y locales.

Ante un nutrido auditorio, Nayar Mayoquín y Ernesto Navarro, candidatos al Senado, así como Julieta García, Javier Castellón y Marisol Sánchez aceptaron la propuesta del candidato a la Presidencia de la República por la coalición Movimiento Progresista.

“Hago el compromiso. Acepto el compromiso”, fueron las expresiones de los aspirantes a un cargo de representación popular, inclusive Navarro agregó: “Dónde le firmamos….”.

En el mensaje que dirigió al pueblo de Nayarit, explicó que aplicará un plan de austeridad en el Poder Ejecutivo y que los servidores públicos recibirán como salario el 50 por ciento de las actuales percepciones y, en su caso, dijo que será inferior a la mitad de lo que recibe aquel que ostenta la Presidencia de la República.

En el caso de los poderes Legislativo y Judicial aclaró que solo se limitará a presentar recomendaciones para reducir los salarios de los servidores públicos de primer nivel y subrayó que estarán a salvo las percepciones de maestros, médicos y otros profesionistas.

De la misma manera se acabarán los privilegios para la alta burocracia, como la atención médica privada, los viajes en aviones y helicópteros y las cajas de ahorro y otros beneficios que se financian con recursos públicos, informó al estimar que se obtendrán fondos hasta por 300 mil millones de pesos anuales.

Una cantidad similar se obtendrá con la puesta en marcha de un plan de combate a la corrupción en todos los niveles de gobierno, abundó.

Con alrededor de 600 mil millones de pesos por ambos conceptos se tendrá dinero público suficiente para financiar los programas sociales dirigidos a los adultos mayores, madres solteras y personas con discapacidad, así como a los jóvenes que estudian el bachillerato, añadió.

En el mitin posterior, en Puerto Vallarta, Jalisco, López Obrador aseguró que mantendrá el Seguro  Popular y no desaparecerá, pero será realmente Seguro y Popular, porque habrá atención médica y medicamentos gratuitos para los ciudadanos que carecen de los beneficios de la seguridad social.

Otro tema que abordó fue el relativo a la educación . Garantizó que la enseñanza pública será pública, gratuita y de calidad y que su conducción estará a cargo del ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Juan Ramón de la Fuente.

En ambos actos de campaña el candidato presidencial de las izquierdas puntualizó que la inseguridad y violencia se combatirá desde sus raíces, a saber la falta de oportunidades de estudio y de trabajo para los jóvenes y de mínimos de bienestar para el mayor número de las familias mexicanas.

En el malecón de Vallarta, dijo que se apoyará fundamentalmente a las mujeres embarazadas y a sus hijos hasta los seis años, además de que se creará un importante número de estancias infantiles, en lugar de las estancias, para aquellas madres trabajadoras.

Para mañana, López Obrador realizará actos de campaña en Tlaxiaco y Huajuapan de León, Oaxaca, así como en Tehuacán, Puebla.

……………….

Descargar: b12-00046

Artículos Relacionados

  1. López Obrador rinde protesta como candidato presidencial del Partido Movimiento Ciudadano
  2. Informa López Obrador la creación de un comité ciudadano de combate a la corrupción y al influyentismo
  3. Señala López Obrador que los otros candidatos no quieren debatir, la negativa mayor tiene que ver con Peña Nieto