Browsing Category

Videos

Chimalhuacán, Edomex 04
Boletines, Comunicados, Multimedia, Videos,

Envía AMLO a EPN carpeta azul sobre bienes de Yunes Linares

Boletín b17-203

Chimalhuacán, Edomex a 29 de abril de 2017

 

No se le ha dado curso a las denuncias, debido a las complicidades que ustedes mantienen, reitera

Una vergüenza que quien se ostenta como Presidente actúe como vulgar jefe de pandilla, agrega

 Andrés Manuel López Obrador, envió al priista Enrique Peña Nieto una carta y una carpeta azul con la lista de propiedades que posee el actual gobernador de Veracruz en México y en el extranjero.

 

A través de una carta dirigida a EPN, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA, aseguró que a la denuncia presentada en la PGR en contra de Yunes no se le ha dado curso “debido a las complicidades y componendas que ustedes mantienen”.

 López Obrador sostuvo que Peña Nieto, junto con Yunes Linares, vio los videos donde la excandidata de MORENA, Eva Cadena, recibe dinero “con la reiterada recomendación de que me entregara esos billetes de procedencia ilícita”

“Tengo también el dato de que usted le ordenó al secretario de Gobernación, Osorio Chong, que entregara los videos al periódico El Universal y a otros medios con el propósito de que fueran ampliamente difundidos”, añadió.

Por lo anterior, dijo, a pesar de que usted actuó para dañarme, lo que más me apena es su poco nivel político y moral. Es una vergüenza que, quien se ostenta como Presidente de nuestro gran país, México, no actúe como hombre de Estado sino como un vulgar jefe de pandilla.

En la carta recordó que previo a las elecciones presidenciales de 2006, se difundieron los videos de René Bejarano, recibiendo dinero del contratista Carlos Ahumada. “Los primeros que se sentaron con Ahumada a ver esos videos fueron Carlos Salinas y Diego Fernández de Cevallos, los cuales, en complicidad con Vicente Fox, decidieron transmitirlos en Televisa para perjudicarme”.

Al final de la carta advierte: “No se equivoque, Presidente. Yo no lucho por cargos ni por dinero. Lucho por ideales y principios. Y es la honestidad lo que estimo más importante; por eso, su actitud hirió mi dignidad. Y, como decía el Quijote, cuando está de por medio la libertad o la honra, se puede y se debe arriesgar hasta la vida”.

 

El expediente compuesto por 146 páginas, con las propiedades y denuncia por enriquecimIento ilícito de Yunes Linares, se puede consultar a través de la liga: http://lopezobrador.org.mx/2017/04/29/envia-amlo-a-epn-carpeta-azul-sobre-bienes-de-yunes-linares/

 

 

López Obrador encabezó asamblea informativa en Chimalhucán, más tarde visitará Acolman y Ecatepec en el Estado de México. Mañana concluye gira de cinco días por municipios de Edomex en Atiazapán, Cuautitlán Izcalli y Texcoco.

 

 

*****

Audio, Comunicados, Multimedia, Videos,

Documento de la PGR que exoneró al priista Humberto Moreira durante gestión de Calderón

Ojalá Calderón, Peña Nieto y Moreira aclaren este asunto. Pase lo que pase, es una prueba más del asqueroso y corrupto contubernio del PRIAN.

Posted by Andres Manuel Lopez Obrador on Saturday, April 22, 2017

Andrés Manuel López Obrador, presentó copia certificada de un documento de la Procuraduría General de la República (PGR), donde se prueba que Humberto Moreira, ex gobernador priista de Coahuila, acusado de enriquecimiento ilícito y operación con recursos de procedencia ilícita, fue exonerado antes de finalizar la gestión de Felipe Calderón.

 

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA subrayó, en conferencia de prensa,  que se trata de un documento histórico, “una revelación de la falsedad y simulación que impera en la cúpula del poder, que prueba que PRI y PAN son lo mismo”.

Boletines, Comunicados, Multimedia, Videos,

Discurso de Andrés Manuel López Obrador, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en Laredo, Texas

Boletín 017-081

Descargar: b17-081

Laredo, Texas, 28 de marzo de 2017

 

 

Amigas y amigos de Laredo y de condados, ciudades y del estado de Texas, me da mucho gusto estar aquí con ustedes, esta tarde, en Laredo, dedicada a los paisanos y a los migrantes del mundo, estoy acompañado, entre otras personas, mujeres y  hombres, como ya se hizo notorio de la gran escritora Elena Poniatowska, invitamos a Elenita, porque aquí en Laredo, terminamos la primera etapa de nuestra gira por ciudades de la Unión Americana en defensa de mexicanos y de migrantes.

Esta tarde, escribí un texto para compartir con ustedes, dice así:

La historia de Laredo es fascinante, extraordinaria. Se trata de la ciudad más mexicana de Estados Unidos. Laredo, como ustedes saben, se fundó desde la época colonial; es tan antigua esta ciudad como El Paso y como San Antonio. Antes de que llegaran colonos anglosajones, estas tierras de Texas se encontraban pobladas por rancheros y migrantes de origen mexicano.

Al igual que en Tamaulipas, en Nuevo León y en Coahuila, predominaban las familias de apellido: Garza, González, Benavides, Cadena, Treviño, Elizondo, Longoria, Rodríguez, Martínez, Hinojosa, entre otras.

Luego de la invasión estadounidense y del despojo de más de la mitad de nuestro territorio, aquí, en Laredo, se registró uno de los episodios más conmovedores de la historia de México.

Por el gran zarpazo y por los tratados impuestos, en 1848, la frontera dejó de ser el Río Nueces, más al norte y se movió hacia el sur, hasta el Río Bravo. De modo que Laredo, que pertenecía a México, ubicada esta ciudad de este lado del río, pasó a formar parte de los Estados Unidos.

Sin embargo, los pobladores de Laredo se revelaron, porque querían seguir perteneciendo a México. Como parte de su resistencia, aquí en Laredo, la población convocó a un plebiscito, el cual ganaron con amplia mayoría los que se negaban a cambiar de nacionalidad, es decir, los que querían seguir siendo mexicanos. Seguramente esgrimían lo que ahora dice el corrido de Los Tigres del Norte: “Yo no cruce la frontera, la frontera me cruzó”.

Pero, Estados Unidos, su gobierno no reconoció los resultados de la consulta y para defender su libertad y su nacionalidad, 17 familias de Laredo decidieron trasladarse al otro lado del Río Bravo para fundar Nuevo Laredo, México. Se cuenta que se llevaron hasta sus muertos.

Lo cierto es que los lazos familiares y de amistad continuaron intactos entre los pobladores de ambos lados del Río Bravo. Durante mucho tiempo, como aquí lo dijo Elenita Poniatowska, recogiendo un testimonio de un campesino de esta frontera, no existía la frontera, era imaginaria.

Es más, en 1858, Ramón Guerra, gobernador de Tamaulipas, emitió el primer decreto para convertir toda la franja fronteriza del lado mexicano en zona franca o libre de pago de impuestos.

Con el paso del tiempo, Laredo siguió siendo la casa de los mexicanos. Esta ciudad no nos resultaba, como tampoco sucede ahora, resultaba muy próxima y tan es así que se convirtió Laredo en refugio de revolucionarios mexicanos. En los tiempos del porfiriato, según el historiador don José Valadés, Laredo era un “hervidero de los enemigos del régimen porfirista”.

Aquí, estaba refugiado el doctor Ignacio Martínez, que publicaba en ese entonces el periódico “El Mundo”, hasta que pistoleros de Porfirio Díaz y Bernardo Reyes lo asesinaron frente a la estación de ferrocarril Texas-Mexican.

Aquí llegó perseguido por la dictadura porfirista otro periodista ejemplar: Paulino Martínez. En esta zona, se organizó la guerrilla de Catarino Garza Rodríguez, quien convocó a tomar las armas en contra de la dictadura porfirista, 18 años antes de que lo hiciera Francisco I. Madero.

Por aquí entraron, por Laredo, a Estados Unidos: los hermanos Flores Magón, Camilo Arriaga, Santiago de la Hoz y Juan Sarabia para publicar en Estados Unidos el periódico “Regeneración”. Por aquí pasó Madero cuando salió de la cárcel de San Luis Potosí para reunirse con sus seguidores en San Antonio y organizar desde este lado de la frontera la  Revolución Mexicana.

En fin, Laredo ha sido la ciudad de los encuentros y siempre en esta ciudad ha existido tolerancia y protección para luchadores sociales, periodistas y políticos opositores. Por eso, estamos seguros de que aquí impactará muy poco, no tendrá impacto la estrategia política de Donald Trump contra migrantes y contra mexicanos.

De todas maneras, de todas maneras, de todas formas por la solidaridad histórica a la que hice referencia quisimos terminar aquí, en Laredo la primera gira de apoyo a nuestros connacionales.

En dos meses, sin dejar de recorrer los pueblos de México, visitamos: Los Ángeles, Chicago, El Paso, Phoenix, Nueva York, Washington, San Francisco y, ahora, estamos aquí con ustedes en Laredo.

Aquí queremos abordar, tratar los lamentables casos de quienes han debido refugiarse en Estados Unidos por la violencia desatada en nuestro país.

Se puede probar que desde hace 30 años, cuando comenzó a aplicarse la llamada política neoliberal, que no es más neoporfirismo, léase o entiéndase privatizaciones, abandono del campo, estancamiento económico, desempleo, desatención a los jóvenes, aumento de la desigualdad social y predominio de la corrupción, por todo eso se originó la actual crisis de inseguridad y de violencia.

Esta política que se caracteriza por el saqueo y el pillaje sólo ha dejado tres alternativas a millones de mexicanos: sobrevivir en la economía informal, emigrar a Estados Unidos o tomar el camino de las conductas antisociales.

La mayoría de los mexicanos y esto debe de reconocerse que es un gran mérito, la mayoría de los mexicanos ha optado con buscar medios de vida honestos con esta decisión de emigrar, pero también hay que decirlo que fueron cientos de miles, sobre todo jóvenes, los que no tuvieron más alternativa que ingresar a alguna de las modalidades de la criminalidad. Ese es el origen de la crisis de inseguridad y de violencia que ahora padece nuestro país.

Con un Estado, un gobierno que se desentendía, no le importaba cumplir con sus obligaciones, cumplir con su deber para con la población, grupos criminales tomaron el control de grandes zonas del territorio nacional, adquirieron un enorme poder económico y llevaron el terror, la extorsión y la muerte.

Se inició de esa forma una nueva oleada de refugiados. Ya no sólo se exiliaron en Estados Unidos los que buscaban mitigar el hambre y la pobreza, sino también las víctimas del miedo y del terror. En el norte del país, pueblos enteros se vaciaron de habitantes ante el desamparo total frente a la delincuencia.

Muchos han tenido que huir, porque no tuvieron otra forma de negarse a ser reclutados por los cárteles. Otros se vieron obligados a escapar después de perder a uno o varios miembros de la familia por la violencia delictiva.

En diversos estados, el simple hecho de presentar una denuncia o de enemistarse con un delincuente son motivos suficientes para tener que abandonar el sitio de residencia. El número de refugiados por inseguridad ha crecido como nunca en la historia, durante estos últimos 30 años, durante el llamado periodo neoliberal.

No es fácil encontrar cifras confiables, porque las autoridades son renuentes a abordar el asunto de los desplazados  y porque en muchos casos éstos no denuncian su situación por temor a represalias.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos dijo, por mencionar a algunos datos, que en mayo del año pasado, tenía registrados de 35 mil 344 casos, de los que el 60 por ciento correspondían a Tamaulipas.

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) afirmó que, entre 2009 y 2014, al menos 236 mil 800 personas huyeron de sus hogares debido a la amenaza de la inseguridad. Laura Rubio, investigadora del ITAM, ha dicho que hay al menos 281 mil habitantes perseguidos, en esa situación de refugiados.

Según un informe de la Coalición Pro Defensa del Migrante, entre 2013 y 2016, el refugio “Madre Asunta”, en Tijuana, recibió a mil 106 mujeres que trataban de conseguir asilo en Estados Unidos, porque sus vidas peligraban en sus lugares de origen o de residencia en México.

Un estudio de la Universidad de Siracusa, Nueva York, afirma que, entre 2005 y 2010, las autoridades estadunidenses recibieron unas 2 mil 400 peticiones de asilo de mexicanos, y que en el quinquenio siguiente, 2011-2016, el número de esas peticiones aumentó a 12 mil.

Pero sólo es una pequeña parte, no son todos los que se refugian en este país por la violencia y la inseguridad que padecemos en México, son poco los que acuden a pedir asilo formal, de modo que el número total es sin duda mucho más grande.

En fin, es evidente que la declaración de “guerra” de Felipe Calderón a la delincuencia y su decisión absurda y criminal de recurrir al uso indiscriminado de la fuerza militar en vez de resolver el problema, lo empeoró, esto debe quedar complemente claro, con esa estrategia no se resolvió nada, desde que se le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero, desde que Felipe Calderón quiso legitimarse, porque no ganó la Presidencia y de manera irresponsable declaró la guerra al narcotráfico, desde entonces a la fecha, 2006 hasta nuestros días, 210 mil asesinatos es terrible que haya pasado eso en nuestro país y más de un millón las víctimas de la violencia.

Y lo que más indigna pisanas y paisanos es que los gobiernos corruptos neoliberales y las élites del poder ni siquiera aceptan que la pobreza y la falta de oportunidades de empleo y de bienestar originaron el presente estallido de odio y resentimiento. No son capaces ni siquiera de aceptar que fue por la política de saqueo, de pillaje, por el abandono al campo, por dejar sin opciones a los jóvenes, por cancelar el futuro de los jóvenes cómo se originó esta terrible descomposición social y se desató la inseguridad y la violencia.

Y, como es obvio, tampoco les importa atender las causas del problema, no quieren cambiar la política económica, es increíble que a pesar del sufrimiento del pueblo de que están destruyendo al país, insisten en mantener la misma política antipopular y entreguista, quieren sostener a como dé lugar el régimen de corrupción, parece que no tienen llenadera, no quieren dejar de robar, no aceptan que ha sido por eso que se desató la inseguridad y la violencia en nuestro país.

Es como una especie de enajenación autoritaria, pretenden resolver el problema o simulan que van a resolver el problema solo con medidas coercitivas, enfrentando la violencia con la violencia, como si el fuego se pudiese apagar con el fuego y con la absurda pretensión, absurda e inhumana pretensión de corregir el mal sin hacer el bien.

Por eso nosotros sostenemos, desde hace mucho tiempo, que la solución al problema de la violencia y la inseguridad que padece nuestro país debe construirse sobre dos ejes: primero, antes que nada enfrentar el principal problema de México, la corrupción, tenemos que acabar con la corrupción de arriba para abajo, limpiar de corrupción al gobierno.

Y lo segundo, el cumplimiento efectivo de los derechos constitucionales, el derecho al trabajo, el derecho a un salario justo,  el derecho a la educación, a la salud, a la vivienda, al deporte y a la cultura, ese es el camino.

Si el gobierno sigue apostando a la fuerza, en vez de erradicar la violencia va a seguir multiplicándola, esto lo debemos de tener muy claro, hay que enfrentar la decadencia con una verdadera transformación, no hay ya otra salida, tenemos que cambiar al régimen corrupto para lograr el renacimiento de México y ese es el propósito de nuestra lucha.

En lugar de destinar presupuesto cada vez mayores a la compra de armamento, debemos destinar esos recursos a la generación de empleos, a la construcción de centros de educación superior y a la promoción del bienestar. Sólo de esta forma será posible atacar el problema de raíz y lograr un país seguro y pacífico; sólo así podremos restaurar el Estado de Derecho en todo el territorio nacional.

Aquí, en Laredo, quiero decir a ustedes y a todos los mexicanos y a los migrantes que así como es justo y necesario garantizar en nuestro país el derecho al trabajo y el derecho al bienestar, también debemos de ofrecer la posibilidad de retorno a quienes han debido escapar de la confrontación armada, la ilegalidad y la delincuencia. Vamos ese es nuestro ideal, nuestro sueño, que se va a convertir, pronto, muy pronto en realidad, vamos a garantizar que nadie por necesidad o por la violencia se vea obligado a abandonar sus pueblos, abandonar sus costumbres, abandonar a sus familias o abandonar sus culturas.

Les informamos amigas, amigos de Laredo que muchos ciudadanos, mujeres y hombres de buena voluntad y convicciones humanistas estamos luchando para lograr en México un cambio de régimen por la vía pacífica y legal.

Repito el propósito principal es acabar con la corrupción y con la impunidad. Estoy convencido, absolutamente seguro que si moralizamos la vida pública de México se va a lograr el renacimiento de nuestro país y hay que tener confianza en eso, sí se puede desterrar la corrupción.

La corrupción no se da de abajo hacia arriba, la corrupción se da de arriba para abajo, en nuestro pueblo, en todas las comunidades, las familias, los pueblos de México  hay una gran reserva de valores culturales, morales y espirituales si el presidente de la República es honesto, los gobernadores van a tener que ser honestos y los presidentes municipales también, vamos a limpiar de corrupción al gobierno de arriba para abajo como se limpian las escaleras.

Si enfrentamos el grave problema de la corrupción, vamos a liberar fondos que ahora se van por el caño de la corrupción, no va hacer falta aumentar impuestos ni seguir endeudado al país, solo acabando con la corrupción vamos a contar con presupuesto suficiente para financiar el desarrollo del país, porque es mucho lo que se roban, más de lo que imaginamos, hay un presupuesto en México autorizado para este año de 5 billones de pesos,  es un presupuesto suficiente, pero se roban por lo bajo, en esto soy conservador, cuando menos el 10 por ciento, se roban 500 mil millones de pesos cada año, por eso no salimos adelante.

Desgraciadamente México está colocado entre los países con más corrupción política, está demostrado que en los países donde no hay corrupción, no  hay pobreza, no hay inseguridad, no hay violencia, Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Nueva Zelanda no tienen corrupción y en estos países donde no hay corrupción la clase mayoritaria es la clase media, nuestro país desgraciadamente por la corrupción la clase mayoritaria es la clase pobre, por eso no tenemos ninguna duda de que si cortamos de tajo con la corrupción se va a lograr el renacimiento de nuestro país.

Por lo que se va a ahorrar por el combate a la corrupción, por cortar también los privilegios de los altos funcionarios públicos, esto que aquí decía Elenita que un ministro de la Corte gane 600 mil pesos mensuales, los ex presidentes de México son los que más pensión reciben en el mundo, no  hay ningún presidente en retiro, un ex presidente, un ex primer ministro que obtenga una pensión como  la que recibe un ex presidente de México, Salinas en total 5 millones de pesos mensuales de pensión, Zedillo 5 millones de pesos mensuales de pensión, Fox 5 millones de pesos mensuales de pensión, Calderón 5 millones de pesos mensuales de pensión, todo eso se va a terminar, porque no puede haber gobierno rico con pueblo pobre. Vamos a ahorrar

No les parece que es una vergüenza que Calderón para congraciarse con Peña Nieto y obtener impunidad, le haya dejado comprado un avión a Peña que costó 7 mil 500 millones de pesos, un avión enorme para 280 pasajeros, que cuando lo estrenan no entraba en el hangar presidencial, amplían el hangar presidencial y cuesta la ampliación  del hangar presidencia mil millones de pesos más, ni siquiera convocaron, licitaron, fue una asignación directa al contratista predilecto de Peña Nieto, Hinojosa.

Y desde luego, que no costó mil millones la ampliación del hangar, esa obra no resiste una auditoría técnica, administrativa, mil millones, claro que no, lo que pasa es que impera, reina, prevalece la corrupción, más lo que cuesta el mantenimiento, la operación de ese avión, 10 mil millones de pesos.

Para vergüenza nuestra, el presidente Obama deja comprado un avión, antes de salir, llega Donadl Trump y como presidente electo lo primero que dice es no voy a pagar ese dinero a la Boeing por el avión nuevo, aquí se rechaza el tener un avión de lujo y nuestro políticos corruptos, pequeños faraones acomplejados sí utilizan aviones de lujo, eso es lo que se va a corregir, ese es el cambio y así sin corrupción, con austeridad republicana.

Que bien que estamos aquí en esta plaza, donde está un dirigente de México extraordinario, Ignacio Zaragoza, que fue el defensor de nuestra nación en la época de la invasión francesa, en todo Texas cuando hablo del origen de los pobladores de este estado, siempre se ha conmemorado el aniversario de la Batalla de Puebla, y siempre se le ha reconocido como un gran general que nació en estas tierras en Texas, pero cuando Texas pertenecía a México, cuando Texas, una parte pertenecía al estado de Coahuila.

Estos fueron héroes austeros, muchos generales que lucharon por la libertad, por la independencia de México, zurcían sus uniformes, porque eran gente honesta y austera los que acompañaron a ese gran presidente, el mejor que ha habido en la historia de nuestro país, Benito Juárez García en su lucha por la libertad y por la auténtica democracia.

Por eso, creemos que vamos a poder sacar adelante a nuestro país, vamos a tener recursos suficientes y vamos a rescatar al campo, se va a apoyar a los productores, va a haber empleo, se va a atender a los jóvenes vamos a que se retengan a los mexicanos en sus pueblos, en sus regiones, vamos a empezar del sur a norte, creando como cortinas de empleos, vamos a iniciar con el desarrollo de toda la región del sureste que es el mundo  maya.

 Todo lo que es el desarrollo turístico del Caribe, se va a construir un tren moderno, rápido, un tren bala, desde Cancún hasta Palenque para que los turistas del mundo que lleguen al Caribe puedan conocer toda la riqueza cultural del sureste, del mundo maya, va a ser un tren de Cancún-Tulúm-Palenque, vamos también a sembrar un millón de hectáreas de árboles maderables y frutales en el sureste.

Vamos a construir dos grandes refinerías en el Golfo, ya no vamos a seguir vendiendo petróleo crudo al extranjero y comprando las gasolinas, vamos a producir en México las gasolinas, se va a desarrollar todo el Istmo de Tehuantepec.

Vamos a fijar precios de garantía para los productos del campo y como lo hizo un gobernador, como lo explicaba, allá en 1858, en esta frontera se va a declarar en los 3 mil kilómetros de frontera, con cuando menos 20 kilómetros de ancho, tierra adentro desde la línea divisoria del territorio mexicano, vamos a crear una franja, una zona libre, franja.

Vamos en toda la frontera del lado mexicano a bajar el Impuesto sobre la Renta, se va a cobrar nada más el 20 por ciento y va a bajar el IVA, en vez del 16 por ciento, se va a cobrar solo el 8 por ciento; se va a homologar en toda la franja el precio de los combustibles: gasolina, diésel, energía eléctrica y vamos a aumentar cuando menos al doble el salario mínimo en toda la franja fronteriza.

Mientras tanto, mientras llega ese cambio, esa transformación, no dejaremos solos, en este tiempo, a nuestros paisanos y a los migrantes del mundo. Continuaremos denunciando al presidente Donald Trump en organizaciones internacionales por desatar una campaña de odio contra mexicanos y contra extranjeros; yo espero que vaya a cambiar de parecer, porque no le está resultando su estrategia en contra de migrantes.

Les funcionó para llegar a la presidencia, porque explotó mucho el nacionalismo a ultranza, y la inconformidad que hay también en sectores de Estados Unidos por la crisis. Pero no es racional y justo que se le culpe al mexicano y al migrante de  la crisis que están padeciendo en Estados Unidos.

El pueblo estadounidense es un pueblo inteligente se está dando cuenta y ya por eso no se está funcionando esa estrategia, le sirvió para llegar a la presidencia, pero no le va a servir para mantenerse en el gobierno y mucho menos para reelegirse, por eso se van a tener que dar los cambios aquí en Estados Unidos.

De todas maneras seguiremos haciendo conciencia en la población estadunidense acerca de que los muros y el uso de la fuerza no resuelven los problemas sociales, porque la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

Amigas y amigos:

Estamos seguros que contaremos con el apoyo de ustedes,  porque vamos a constituir comités cívicos en defensa de migrantes en condados y en las principales ciudades del estado de Texas.

Por medio de estos comités, ya se está haciendo, ahora que estábamos en el hotel, me dio mucho gusto que el trabajador de la recepción tenía ya su periódico Regeneración que ya se está publicando en inglés y en español.

Todos estos trabajos de organización, difusión y defensa de migrantes están siendo coordinados por Héctor Garza, por Rodolfo González, por los integrantes del comité estatal y de los comités municipales de MORENA en Tamaulipas,  también nos están ayudando en este trabajo diputados federales que los menciono: Ángel de la Piedra, que está aquí con nosotros, Roberto Cañero, Alfredo Basurto, diputados federales.

Aprovecho para informarles que todavía hay mucho control de los medios de información, aunque ya hay más libertades, y los medios están más cerca de la sociedad y más distantes del poder, de todas maneras, hay muchas cosas que no se saben, aprovecho para decirles aquí en Laredo que ahora que aumentaron el precio de las gasolinas en México, por el negocio que tienen los de mafia del poder de comprar la gasolina y venderla en el país a precios elevados, los únicos que votaron en contra del aumento en el precio de las gasolinas fueron los diputados de MORENA, esto es para mí un orgullo.

También les informo que  se presentó en Washington en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una denuncia por las dos órdenes que emitió Donald Trump, la de construir el muro y la que consideramos más dañina, más injusta de perseguir migrantes en Estados Unidos, les vamos a dar seguimiento a estas denuncias.

Termino, me extendí, pero tenía ganas de expresarles, termino agradeciéndoles a ustedes por su presencia sin ustedes no haríamos mucho, lo decía muy bien el presidente Juárez: con el pueblo todo, sin el pueblo nada.

Muchas gracias a los organizadores de esta asamblea informativa, a los empresarios de Laredo y Nuevo Laredo que nos ayudaron en la organización de este acto, muchas gracias a los dirigentes de Organización de Defensa de Migrantes que están aquí, con nosotros, que vinieron de la Unión Americana, y muchas gracias a ellos, por todo su respaldo, y como decía el poeta José Martí: “amor con amor se paga”. Vamos a saber corresponder a quienes defienden al pueblo, defienden a México.

Termino estas palabras comentándoles que es para mí un motivo de orgullo que como lo dije al principio que nos acompañe Elena Poniatowska, esta señora es la mejor escritora de México, es un orgullo, no sólo por su talento literario, sino por su inmensa bondad y por su profundo amor al pueblo.

Ahora sí, termino diciéndoles que a pesar de los pesares, en México, y esta es una buena noticia, es una buena nueva, en México hay un movimiento de mujeres y hombres libres que más temprano que tarde haremos realidad los sueños de justicia, dignidad, libertad, fraternidad, democracia y soberanía. Muchas gracias, amigas y amigos. *****

Multimedia, Videos,

Palabras de Andrés Manuel López Obrador, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en San Francisco

  Boletín 017-075

Descargar: b17-075

San Francisco, California, 20 de marzo de 2017

Amigas y amigos:

Hemos venido aquí para manifestar nuestro apoyo y solidaridad a mexicanos y  migrantes que padecen de acoso y discriminación, pero el propósito de esta visita es también hacer conciencia, en la medida de nuestras posibilidades, entre sectores conservadores de Estados Unidos que, víctimas de la manipulación, piensan que sus males, sus problemas son causados por los extranjeros, por los migrantes.

En estos momentos en que la propaganda gubernamental azuza a unos contra otros y explota con irresponsabilidad el patrioterismo, el chovinismo y el odio, nuestro deber es aclarar que los problemas económicos y sociales, en Estados Unidos y en el mundo, se producen casi siempre por la corrupción política, por la impunidad, por el uso faccioso del gobierno y por la mala distribución del ingreso y de la riqueza.

El caso de Estado Unidos es muy ilustrativo de cómo el simple progreso material no necesariamente genera  mejores condiciones de vida y de trabajo. La economía de este país es, por mucho, la más grande del mundo. Sin embargo, en el índice de calidad de vida correspondiente a 2016, Estados Unidos aparece en el lugar número 13, por debajo de Irlanda, de Suiza, de Noruega, de Luxemburgo, de Suecia, de Australia, de Islandia, de Italia, de Singapur y de Finlandia.

En cuanto a las 30 ciudades con mejor calidad de vida en el mundo, 18 de ellas se encuentran en Europa; seis, en Oceanía; cuatro en Canadá; una en Asia, y sólo una precisamente, ésta, San Francisco en territorio estadunidense.

Es evidente, es claro que en este país hay un déficit social muy importante. Ello se expresa en forma lamentable, cruda en los 45 millones de pobres que existen en Estados Unidos, cerca de un 15 por ciento de su población.

Por eso, es lamentable que en lugar de proponerse una reducción de la pobreza y la desigualdad social, el gobierno de Estados Unidos responsabilice a extranjeros, a los mexicanos por sus problemas sociales.

En vez de construir muros y perseguir migrantes y usar la fuerza, sería más humano y más eficaz contar en todo el mundo, y aquí en Estados Unidos, con buenos gobiernos y procurar mejores niveles de bienestar.

Este es el espejo en que debería verse la vida pública de Estados Unidos. No repartir culpas a diestra y siniestra, sino empezar por aceptar que algo anda mal cuando una enorme potencia económica y tecnológica mantiene a su pueblo en niveles de bienestar y desarrollo por debajo de otras naciones, y a un sector de ella, por debajo del nivel de pobreza.

Algunos datos que es importante conocer: en pobreza, Estados Unidos ocupa el lugar 36 entre los países del mundo; en corrupción alcanza el 18. Es una de las sociedades con mayor desigualdad. Según la OCDE, el salario promedio en Estados Unidos es menor que en Luxemburgo, Holanda, Australia, Bélgica, Alemania, Francia, Nueva Zelanda, Irlanda, Inglaterra, Canadá y Japón. El Foro Económico Mundial coloca a los Estados Unidos en el lugar 16, con respecto a la calidad educativa y la ONU le otorga el sitio 28 en materia salud.

Hoy precisamente se celebra el Día Internacional de la Felicidad, no aparece Estados Unidos en los 10 primeros lugares con más felicidad del mundo. A ello ha de agregarse que en este país no existe, como en otros, progresividad en el pago de impuestos. Proporcionalmente hablando, contribuyen más los trabajadores y los integrantes de las clases medias que las grandes corporaciones industriales, comerciales y financieras.

Hay aquí potentados que evaden el pago de impuestos. En este aspecto, Estados Unidos es el país del mundo que pierde la mayor cantidad de dinero, 337 mil millones de dólares al año por evasión fiscal.

Además aquí, en este país,  se privilegia más que nada el gasto armamentista. El presupuesto de Defensa del gobierno de Washington es de 522 mil millones de dólares al año, 522 mil millones de dólares al año, con relación al presupuesto de México nada más este gasto armamentista de Estados Unidos significa tres veces el presupuesto de México, del presupuesto público de nuestro país.

Este gasto de 522 mil millones de dólares supera también el gasto armamentista conjunto de China, Rusia, Arabia Saudita, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón, India e Israel, según cifras del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

Ahora Donald Trump está proponiendo al Congreso un  gasto militar de 574 mil millones de dólares, es decir, quiere que se incremente el gasto militar en 10 %, al mismo tiempo que el presupuesto destinado a la vivienda se reduce 14 %, lo destinado a transporte 13% menos, lo destinado a la educación de acuerdo a la propuesta de Trump 14% menos, lo destinado a la salud 16% menos, lo destinado al ramo de justicia 20% menos, lo destinado a la agricultura 21% menos, al trabajo 21% menos, a programas de desarrollo 29% menos y al medio ambiente 31% menos.

Es increíble, pero el presupuesto que propone el presidente Donald Trump para construir el muro y perseguir migrantes asciende a 5 mil 300 millones de dólares, casi lo mismo que se destinará, según el proyecto de Donald Trump, 5 mil 700 millones de dólares a la agencia encargada del medio ambiente, lo que costaría el muro y toda la estrategia de perseguir a migrantes en Estados Unidos equivale a todo el presupuesto que se quiere destinar al medio ambiente.

Esto explica, en mucho, por qué hay mayor calidad de vida en Irlanda, en Noruega, en Suecia, en Islandia, en Dinamarca, en Italia que en Estados Unidos; por qué los sistemas de salud pública en estas naciones son notablemente superiores al estadunidense, y por qué aquí se ha deteriorado tanto el estado de bienestar. Esto permite comprender también por qué en este país no existe el derecho a la educación pública gratuita y de calidad en todos los niveles escolares.

Luego entonces, ¿por qué en vez de culpar a los migrantes no se dice la verdad y, lo más importante, por qué no se cambia la actual política económica para dar prioridad a las necesidades materiales y espirituales de los habitantes de esta gran nación?

Amigas y amigos:

La historia misma de San Francisco muestra hasta qué punto es posible una transformación social orientada por el afán de un mundo mejor. Esta es una ciudad ejemplar no es casual que sea ésta la única ciudad estadunidense que figura entre las 30 con mejor calidad de vida en el mundo.  Significativamente, la ciudad debe su nombre a Francisco de Asís, el diácono que rechazó la opulencia material y consagró su vida a la búsqueda del bienestar verdadero.

Pero, aunque San Francisco es una ciudad plural y muy humana, un auténtico santuario de la libertad y la tolerancia, no dejemos de hacer conciencia entre quienes han sido manipulados por la campaña que busca estigmatizar a mexicanos y a extranjeros. Caminemos hacia el ideal de un mundo sin discriminación, ni fronteras en el que reinen la justicia, la paz y la fraternidad.

Cuando hablamos de bienestar no sólo nos referimos a la satisfacción de necesidades materiales, sino también al fortalecimiento de principios  sociales, morales, culturales y espirituales.

Ciertamente, nadie puede ser feliz sin trabajo, sin alimentación, sin vivienda y sin servicios de salud.   Toda persona en situación de pobreza se ve obligada a resolver primero su subsistencia antes de ocuparse de tareas políticas, científicas, artísticas o espirituales.

Pero, el sentido de la vida no debe reducirse únicamente a la obtención de los satisfactores materiales; no debemos reducir nuestra existencia a la posesión y a la acumulación de bienes y riquezas.  “No sólo de pan vive el hombre”.

Un individuo, cualquier persona, sin apego a una doctrina o a un código de principios no necesariamente logra la felicidad. En algunos casos, inclusive, el triunfar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole, conduce a una vida vacía y deshumanizada. De ahí que debe buscarse siempre el equilibrio entre lo material y lo espiritual: procurar que a nadie le falte lo indispensable para la sobrevivencia y cultivar los mejores sentimientos y actitudes hacia nuestros semejantes.

Al gran poeta José Martí le resultaban “abominables los pueblos que, por el culto de su bienestar material (decía) olvidan el bienestar del alma, que aligera tanto los hombros humanos de la pesadumbre de la vida, y predispone gratamente al esfuerzo y al trabajo”.

Amigas y amigos:

Por nuestra parte, y esto lo venimos a decir a San Francisco, a ustedes, con toda sinceridad como lo hemos venido repitiendo en las ciudades de Estados Unidos, estamos en México trabajando con intensidad en lo que nos corresponde: tenemos la importante tarea de acabar con la corrupción que es el principal problema de México, ese es el principal problema de México, por eso hay pobreza, por eso hay desigualdad social, por eso ustedes se han visto obligados a emigrar, por la corrupción hay inseguridad y hay violencia, lo tenemos bien analizado, pensado, reflexionado, el principal problema es la corrupción, y vamos a acabar con la corrupción, no se va a disminuir o aminorar, no se va a mantener a la raya, se va a acabar, se va a erradicar, se va a cortar de tajo con la corrupción en el país.

Y ustedes por todos los migrantes van a tener la libertad para decidir si se quedan en Estados Unidos o regresan a sus pueblos, porque se va a garantizar el derecho de los  mexicanos al trabajo y a la justicia,  a eso venimos a informar.

Estamos completamente convenidos que si terminamos con la corrupción, si limpiamos al gobierno de corrupción, de arriba para abajo, como se limpian las escaleras se va a lograr el renacimiento de México, así vamos a desterrar la pobreza, vamos a contrarrestar la desigualdad monstruosa que hay desgraciadamente en nuestro país  y se va garantizar a todos los mexicanos el derecho al trabajo, el derecho a un salario justo para que el mexicano pueda trabajar, pueda progresar, pueda ser feliz donde nació, donde están sus familiares, donde está su cultural, donde están sus tradiciones.

Les informo que estamos construyendo comités cívicos en Estados Unidos para defender a migrantes. Hoy viene una información interesante en la prensa, no está bien calificado el presidente Donald Trump, lleva poco tiempo y está cayendo en su popularidad, lo que se equivocó con la campaña de odio, engañó y obtuvo la presidencia de Estados Unidos, pero con esa campaña no va a poder gobernar y no van a poder reelegirse, porque el pueblo estadounidense es un pueblo inteligente, liberal, demócrata que no se le va a poder estar engañando siempre, esa campaña no está prosperando, porque no quiere el pueblo estadounidense la abstinencia, no quiere tanta confrontación, lo que quiere el pueblo estadounidense es que haya justicia y bienestar.

Aquí, en San Francisco, nos está ayudando en todo lo que es el estado de California, Jaime Bonilla que es el presidente de MORENA en Baja California, él está coordinando las siguientes acciones que se sepan, que se conozca:

1.- Ya se está imprimiendo en inglés y en castellano, y ya se distribuye, el periódico Regeneración.

La historia de este periódico es extraordinario, porque le pusieron así al primer periódico que hubo para enfrentar a la dictadura porfirista los hermanos Flores Magón, editaron aquí, en Estados Unidos un periódico que se llamaba Regeneración y pasaba la frontera y llegaba a los pueblos de México para orientar, para hacer conciencia, ahora miren las vueltas que dan la vida, ahora se están haciendo también aquí este periódico para hacer conciencia en Estados Unidos y no solo con los migrantes, hacer conciencia, tocarles el corazón de los estadounidenses para que respeten los derechos humanos y que no  haya odio en esta gran nación, para eso es este periódico.

2.- También les informamos que en Tijuana se abrió una oficina con abogados calificados, honestos para defender a los migrantes, para defender a nuestros paisanos, aquí viene información y se va a dar conocer más a detalle la ubicación de esa oficina y cómo establecer comunicación cuando se requiera, cuando se necesite, sin cobrar nada, pero no solo eso, sin ningún compromiso político-electoral, es lo que estamos haciendo no es por ganar votos, esto lo hacemos por convicciones, por ideales, por principios.

3.- También les doy a conocer que hace apenas cinco días presentamos una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que suscribieron 12 mil personas, no solo mexicanos, también de otras nacionalidades y estadunidenses, una denuncia en contra por la construcción del muro, una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, una denuncia sobre todo  por esa orden arbitraria de perseguir a los migrantes en este país.

Amigas y amigos:

Tengo la convicción de que los problemas que aquejan a México y a Estados Unidos se resolverán en la medida en que los gobiernos de ambos países se consagren a superar la desigualdad económica y social, a enfrentar la pobreza y desterrar la corrupción en sus respectivos territorios y entonces veremos el surgimiento de era nueva de libertad, de justicia, de fraternidad en los dos lados de la frontera.

Amigas y amigos:

La buena nueva, se los digo así con sinceridad, con firmeza y también con alegría, porque debemos tener mucha fe, fue muy importante mantener nuestra lucha en México, a pesar de los pesares, fue muy importante la perseverancia, imagínense si después de que  nos robaron la primera vez la presidencia en el 2006, si nos hubiésemos hecho a un lado, si nos hubiésemos retirado, peor aún si nos hubiésemos vendido,  no existiría ahora este movimiento.

Por eso, la nueva buena es que en nuestro país, en nuestro querido México está en marcha un proceso de transformación impulsado por millones de ciudadanos, millones de mujeres y hombres de buena voluntad, conscientes de la necesidad de un cambio verdadero, de todas las clases sociales están participando en la transformación de México, pobres y ricos, religiosos, libres pensadores, pobladores del campo y de la ciudad, de todas las corrientes del pensamiento, y les digo que pronto, muy pronto, más temprano que tarde, se va a lograr el renacimiento de México y la felicidad del pueblo.

Es importante insistir que luchamos por el bienestar material y el bienestar del alma, la felicidad no solo es acumular bienes materiales, riquezas, fama, títulos, la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra conciencia y estar bien con el prójimo, por eso es esta lucha.

¡Que viva la ciudad de San Francisco! ¡Que vivan los migrantes¡ ¡Que vivan los migrantes mexicanos! ¡Que viva México! ¡Que viva México! ¡Que viva México!

San Francisco, California, 20 de marzo de 2017.  *****

Boletines, Comunicados, Multimedia, Videos,

Mensaje del presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en Phoenix, Arizona

  Boletín 017-062

Descargar: b17-062

Phoenix, Arizona, 07  de marzo de 2017

Amigas y amigos, paisanas, paisanos, mexicanos, estadounidenses, me da mucho gusto estar Phoenix , en este estado de Arizona, estamos recorriendo las ciudades de la Unión Americana para manifestar nuestro apoyo,  nuestro respaldo incondicional a nuestros paisanos migrantes. De manera sincera venimos a ofrecer nuestro apoyo, se requiere como aquí lo mencionó Alfonso Durazo de la unidad de todos, hacer un frente común para enfrentar la campaña de odio, la campaña en contra de migrantes, en contra de extranjeros, en contra de mexicanos que han llegado a Estados Unidos a buscarse la vida de manera honrada, que ha llegado hasta estas tierras por necesidad, no por gusto, y merecen todo el respeto y la admiración, porque son seres humanos ejemplares.

Ya estuvimos en Los Ángeles, Chicago, ayer en El Paso, Texas, ahora con ustedes, Phoenix, vamos después a Nueva York la semana próxima, vamos a estar en Washington, vamos a San Francisco posteriormente, vamos a Laredo para apoyar a nuestros paisanos, a los migrantes y a los trabajadores del mundo.

Para este día para esta visita  a Arizona preparé un texto que quiero compartir con ustedes, dice así:

El desierto que se extiende hacia el sur de esta ciudad es desgraciadamente un inmenso cementerio. Ahí han quedado miles y miles de mexicanos y de latinoamericanos que intentaron cruzarlo y que murieron de calor, de sed, de frío o de hambre. Así hablaba de este desierto Miguel Méndez, nacido aquí, en Arizona, de padres mexicanos, migrantes de Sonora, decía Miguel:

“Allá va la procesión.

Pisa campos cadavéricos

al son de cánticos

humillados.

La tierra se traga a la tierra.

¿Qué mundo es éste

que entierra a sus niños en la alborada?”.

Miguel era un hombre ejemplar, así era el poeta y novelista Miguel Méndez. A los 14 años se ganaba el pan en estas tierras como albañil y jornalero, acabó como profesor emérito de la Universidad de Arizona y nos dejó una obra que es parte fundamental de las literaturas chicana, mexicana y estadunidense. Murió acá, en Tucson, hace unos años y me ha parecido importante empezar este mensaje con un reconocimiento a su memoria.

Hablemos del desierto. El páramo tiene una aridez natural, pero es la crueldad humana, la crueldad humana la que lo vuelve mortal. Desde que el presidente Bill Clinton ordenó bardear antiguos pasos fronterizos como Tijuana o El Paso, los migrantes no tuvieron otro camino que cruzar un desierto lleno de peligros.

Las bardas construidas a fines del siglo pasado y el reforzamiento de la vigilancia fronteriza no detuvieron la migración. Sólo la hicieron mucho más peligrosa de lo que ya era.

Los viajeros siguieron enfrentando los riesgos de los polleros desalmados, de los delincuentes que acechan en el camino, de la Patrulla Fronteriza, de los sheriffs  y hasta de milicias civiles que practicaban el deporte atroz de la cacería de migrantes, y además tuvieron que hacer frente a la travesía del desierto.

En esta región del planeta, en esta región del mundo, la muerte acecha a los migrantes viajeros indocumentados como en el Mediterráneo, pero los grandes medios no prestan la misma atención que la que ponen a los trágicos naufragios que ocurren allá. Aquí se vive una tragedia humanitaria por goteo, indetenible, y más silenciosa, las víctimas, los que pierden la vida son muertos.

Desde luego, quienes se aventuran por esta zona no obedecen a un impulso suicida ni temerario; simplemente, hay una economía que los expulsa contigua a una economía que los necesita.

Los malos gobernantes mexicanos han tenido el cinismo de presentar como natural el destierro económico de millones de compatriotas; en lugar de preocuparse por crear empleos y dar a la población condiciones dignas de trabajo, educación, salud y vivienda, han impulsado esta enorme migración, que aquí se convierte en una verdadera catástrofe humanitaria; hasta les parece normal que es como una especie de enajenación en la que viven, que las remesas que estos trabajadores desterrados, que las remesas que envían nuestros paisanos migrantes a sus lugares de origen se hayan convertido en una de las principales fuentes de divisas de México.

Y de este lado de la frontera puede percibirse la hipocresía de una economía sedienta de mano de obra barata en la que se legisla para endurecer la persecución a los migrantes, fortificar la frontera común y multiplicar las deportaciones.

La verdad es que hasta ahora los gobiernos de Estados Unidos no tenían el propósito de impedir la entrada a los trabajadores extranjeros, sino de regularla a voluntad, dependiendo de la demanda de empleo. En realidad, la política migratoria de Estados Unidos ha sido una válvula para abrir o cerrar a conveniencia la llegada de fuerza de trabajo.

La persecución de Donald Trump en contra de los migrantes es mera demagogia electorera; ya le sirvió, se tiene que reconocer, para engañar y azuzar a muchos ciudadanos estadunidenses con la historia, con el cuento de que los mexicanos les estaban quitando sus empleos, y ahora pretende seguir explotando esa mentira para quedarse ocho años en la Casa Blanca. Pero él sabe perfectamente que la economía de este país, la economía de Estados Unidos no puede sostenerse sin trabajadores migrantes, porque por desgracia los bajísimos salarios que reciben son en buena medida la clave de la competitividad en la agricultura, en la industria y en los servicios estadunidenses frente a la competencia de Europa y Asia.

La pretensión de construir un muro de océano a océano a lo largo de la línea fronteriza obedece, pues a esta lógica hipócrita. Si llega a erigirse, ese muro no va a contener el tránsito de trabajadores de un país a otro; simplemente, lo hará más peligroso de lo que ya es, y por eso es claro que se trata de una idea criminal.

La historia nos enseña que ninguna muralla es un factor relevante de defensa. No lo fue la de Troya ante los aqueos ni la de Jerusalén frente a los ataques de Saladino; no lo fue ni siquiera la Muralla China para prevenir las invasiones de los mongoles y no lo fue la Línea Maginot construida en la frontera franco-alemana antes de la Segunda Guerra Mundial. Menos lo sería ese muro con el que amenaza Trump, porque al sur de Estados Unidos no existe enemigo alguno, sino un país saqueado por malos gobernantes, por gobiernos deshonestos, corruptos, que ha dejado a millones sin otra posibilidad de subsistencia que buscarse la vida en estas tierras.

De modo que en su frontera sur, Estados Unidos no tiene amenaza visible ni algo de qué defenderse, y el muro de Donald Trump no tendría nada de defensivo; sería, por el contrario, una obra opresiva como el Muro de Berlín y excluyente como la enorme cerca construida por Israel para encerrar a los palestinos.

Pero sería, eso sí, porque sobre todo hay mucha propaganda, mucha demagogia sería sobre todo, una construcción propagandística para engañar a los trabajadores estadounidenses empobrecidos por el neoliberalismo y a los ciudadanos que viven temerosos por la criminalidad; de esa forma se les haría sentir que el gobierno está haciendo algo para defender sus empleos y garantizar su seguridad; y sería, también, una forma y mucho ojo con esto, porque los que llegaron ahora al gobierno de Estados Unidos lo que más les interesa son los negocios, el business,  de dar oportunidades para que ciertas empresas de la construcción realicen negocios astronómicos en la construcción del muro.

Tenemos que cuidar, no intervenir en políticas de este país, pero desde que estuvo el presidente Franklin Delano Roosevelt, él proclamó cuatro derechos fundamentales: el derecho fundamental la libertad de palabra, otro derecho proclamado por Franklin Delano Roosevelt, uno de los mejores presidente que ha tenido este país, el segundo derecho es la libertad de culto; el tercer derecho que debe tener todos los migrantes, el derecho de vivir libres de miseria, en todo el mundo y el cuarto de los derechos humanos el de vivir libres de temores, con esos derechos proclamados por Franklin Delano Roosevelt,  le podemos decir a los estadounidense mucho cuidado con la contratación del obra el muro, no sea que se asigne la obra a una de estos políticos reciente llegados a la presidencia estadounidense de Donald Trump.

No dejo de subrayar que la posible construcción del muro de la ignominia, esto no se puede olvidar, impediría el libre tránsito de miembros de las culturas indígenas, yaquis, pápagos y de otros pueblos, no olvidemos son la verdad más intima de esta región de América, los dueños originarios de estas tierras limítrofes entre Sonora y Arizona.

Como lo escribió nuestro gran novelista Carlos Fuentes, decía: “cuando excluimos, perdemos. Cuando incluimos, ganamos y jamás reconoceremos nuestra propia humanidad si antes no la reconocemos en los demás”.

Rechazamos la erección de ese monumento, rechazamos la construcción del muro de la hipocresía y a la crueldad, porque no queremos más familias separadas ni queremos que se acumulen más huesos en el desierto de Arizona.

Debemos vincularnos con los sectores de este gran país, Estados Unidos que repudian también la persecución contra los migrantes, que repudian las cercas opresivas y excluyentes que fueron muchos estadounidenses educados con las sabias palabras del gran poeta de este país, Robert Frost:

“Debo saber, antes de hacer un muro,

qué es lo que encierro, qué se queda afuera

y a quién puedo con ello hacerle daño”.

Así hablaba este gran poeta.

Amigas y amigos de Phoenix, Arizona:

Aunque estemos en una región muy dominada por el conservadurismo, por eso tenía interés de venir aquí,  a Arizona, no debemos dejar de recurrir a los buenos sentimientos de los pobladores de los condados del estado Arizona. La conciencia, recordemos se adquiere, la toma de conciencia se logra a partir de la información sobre la realidad, por eso es muy importante el derecho a la información, y se adquiere también una mayor conciencia en momentos especiales de lucidez y de racionalidad.

El ser humano no es malo por naturaleza; si se le impulsa a la reflexión y a la empatía,  actúa con inteligencia y descubre su bondad interior.

Todos los seres humanos somos poseedores de conciencia con diversos niveles de desarrollo, todos somos seres humanos con conciencia, aunque a veces domina en algunos seres humanos lo instintivo, lo irracional. No debe pensarse como sostuvieron por siglos los opresores, que sólo ellos eran hombres de “ciencia y conciencia”, lo cual fue utilizado para tratar de legitimar infamias como el sometimiento, la sobreexplotación y la esclavitud.

Está demostrado que por diversas circunstancias –condiciones de pobreza, por ignorancia, por manipulación y otras causas– los seres humanos tardamos a veces en identificar el sentido superior de la existencia, el cual trasciende, va más allá de la satisfacción de nuestras necesidades materiales. Pero nunca es tarde, siempre es posible que de un momento a otro, nuestra conciencia despierte y surja la necesidad de preguntarnos: “¿para qué quiero la vida?”.

Y a partir de este íntimo cuestionamiento puede brotar de cada individuo lo mejor de sí mismo. Es el momento en que por alguna circunstancia, ya sea, repito, por una información recibida o una buena o mala experiencia, se produce en lo personal una especie de declaración de independencia frente a la dictadura de nuestras irracionales o inhumanos instintos y ante las muchas mentiras que hemos aprendido como si fueran verdades.

Con estas certezas, debemos insistir en convencer a los estadunidenses, convencer a los estadunidenses que están cegados por el odio contra los migrantes y que desprecian a sus semejantes sin motivo o razón, solo por prejuicios: raciales, de clase, religión o de cultura.

Debemos hablar y hablar con quienes fueron engañados por Donald Trump hasta hacerlos reflexionar sobre lo inhumano que implica levantar un muro para cerrar a Estados Unidos y convertirlo en un gueto absurdo.

Hay que hacerles ver que se trata de un atentado contra la libertad, la justicia, los derechos humanos y la fraternidad universal, y de una negación a los valores fundamentales, a los valores que sirvieron para fundar este gran país sobra todo el valor de la libertad, no puede quedar solo como leyenda la estatua de la libertad, tiene que seguir siendo el principio fundamental de  Estados Unidos.

Tenemos que explicar, además, que ese muro grotesco no resolverá ninguno de los problemas que pretende resolver, aunque sí producirá mucho sufrimiento.

Hemos de recordar que la paz y la tranquilidad, aquí y en México, como en cualquier otra parte del mundo, no son frutos del uso de la fuerza, sino de la justicia, la paz y la tranquilidad es fruto de la justicia.

Con medidas coercitivas no se resuelve nada, no se puede enfrentar el mal sin hacer el bien, no se puede enfrentar apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar la violencia con la violencia, ni muros, ni militarizando la frontera se va a resolver el problema de la migración.

Cómo se debe de resolver atendiendo las causas, mantener una relación de cooperación y entre los dos pueblos, los dos gobierno, las dos grandes naciones, y con cooperación para el desarrollo, ustedes lo saben muy bien, se tienen que generar oportunidades de trabajo en el país, porque no ha habido crecimiento económico, en los últimos 30 años la tasa de crecimiento económico en México en promedio, en 30 años ha sido del 2 por ciento anual, pero si descontamos el aumento de la población, el resultado es cero crecimiento económico.

 Si no hay crecimiento  económico, no hay empleo; si no hay empleo, no hay bienestar; si no hay bienestar, no hay paz y tranquilidad social, qué es lo que se tiene que hacer entonces, pues garantizar en México que haya trabajo, que haya salarios justos, que haya bienestar, en esta manera no se va a necesitar ni muros, ni medidas coercitivas.

Ayer hable en este tema en El Paso, les comento, estamos luchando en nuestro país, ya falta poco, en 16 meses va a iniciar la transformación en México, ahorita que venía entrando, ustedes saben bien, que hace acabar con la corrupción y al mismo tiempo impulsar el desarrollo regional, ayer hable de eso, que se vaya deteniendo a los trabajadores mexicanos, que se les mantengan en sus lugares de origen, que tenga que trabajar en donde nació, donde están sus familiares, sus costumbres, su cultura, vamos a llevar a cabo muchos programas de desarrollo regional, de sur a norte, como cortinas para ir ofreciendo oportunidades en la Península de Yucatán que hay un gran potencial se va a desarrollar aún más toda esa región, todo lo que es el mundo de las culturas Olmeca y Maya.

Vamos a sembrar en el sureste un millón de hectáreas de árboles maderables y frutales para que haya trabajo para ejidatarios, pequeños propietarios, vamos a construir dos grandes refinerías en el Golfo de México para dejar de comprar la gasolina en el extranjero.

Hoy en la mañana hablaba yo de eso, no es posible que sea más cara la gasolina en nuestro país que acá, en Estados Unidos, si en este país el salario de un trabajador es 10 veces superior a lo que gana un trabajador en México, por qué va a costar más la gasolina sí tenemos petróleo, si se vende el petróleo crudo y se compran las gasolinas que es el negocio que tienen los de la mafia el poder, eso se va a terminar, eso se van a construir las refinerías. Vamos a desarrollar un corredor en el Istmo de Tehuantepec, vamos a ampliar, a mejorar los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, en todo este corredor se van a crear empleos, en todo el país vamos a fijar precios de garantía para los productos del campo, ya no vamos a comprar en el extranjero lo que consumimos,  vamos a producir en México lo que consumimos.

Ayer lo pensaba la última cortina para evitar la migración por necesidad se va a construir a lo largo de los 3 mil kilómetros de frontera,  se va a crear una zona franca, una zona libre de Tijuana a Matamoros, vamos en esa franja cuando menos de 20 kilómetros de ancho vamos a bajar los impuestos: el Impuesto Sobre la Renta, vamos a bajar el IVA al 8 por ciento y va a aumentar el salario mínimo.

Estos planes los vamos a poner en la mesa en su momento y lo queremos compartir con el gobierno de Estados Unidos, porque queremos que cambie su política, queremos que  apueste a la cooperación para el desarrollo, no queremos Planes Mérida, no queremos que nos envíen armamento, no queremos helicópteros, no queremos nada que tenga que ver con enfrentar los problemas sociales mediante el uso de la fuerza, queremos cooperación para el desarrollo, esto es lo que conviene a las dos naciones y a los dos pueblos.

Informo a ustedes que de manera concreta nuestro movimiento llevará a cabo en el estado de Arizona las siguientes acciones:

1.- Se promoverá entre la población, como ya la explique, el que haya relaciones de amistad con la población estadounidense y que tengamos una comunicación fraterna con migrantes mexicanos, latinoamericanos y migrantes trabajadores de todo el mundo.

2.- Se formarán en todo el estado de Arizona comités cívicos y se va a distribuirá el periódico Regeneración que ya editamos en inglés y en español, se va a distribuir este periódico en todos los condados de Arizona.

3.- El comité de MORENA en Sonora, estado vecino, encabezado por Alfonso Durazo, será el responsable de llevar a cabo las tareas de difusión, organización y defensa de migrantes.

4.- Se contará, este es un compromiso que hemos hecho, tenemos que celebrar que hicimos este planteamiento de que los consulados de México, los 50 consulados que tiene México en Estados Unidos, se conviertan en procuradurías en defensa de los migrantes y ya se autorizó del presupuesto una partida con ese propósito, se da los cambios del país, de alguna manera nosotros vamos a abrir en todas las ciudades fronterizas  de Sonora oficinas de abogados para defender a migrantes.

5.- Tenemos que hacer un frente entre todos para enfrentar el odio y esas medidas racistas y violadoras de derechos humanos, vamos a convocar, en nuestro movimiento  hay simpatizantes, militantes de todas las religiones, hay evangélicos, de todas las denominaciones, hay católicos, hay también libres pensadores tenemos que unirnos para el fortalecimiento de valores morales, culturales, espirituales, esta lucha es para mejorar en lo económico, en lo social, buscar el bienestar material, pero también el bienestar del alma, más en estas circunstancias, enfrentado el autoritarismo necesitamos fortalecer valores, por eso se va a convocar un diálogo ecuménico, interreligioso y también que participen libres pensadores para unir voluntades y defender a los migrantes en estas tierras, con la puesta en práctica del principio universal de la fraternidad. Tenemos que unirnos.

En primera que tuvimos en los Àngeles que me acompañó el padre Solalinde que protege de manera humana a los migrantes.

6.- El día 14 de marzo, les informó, la semana próxima, el martes próximo nos vamos a entrevistar en Nueva York con el comisionado de Derechos Humanos de la ONU y al día siguiente vamos a estar en Washington, vamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde a presentar una denuncia formal contra las dos órdenes emitidas por Donald Trump: la de construir el muro en la frontera y la de perseguir a migrantes en Estados Unidos.

Aprovecho para hacer un llamado a todos ustedes, estadunidenses y mexicanos, mujeres y hombres de buena voluntad a que todos juntos suscribamos estas denuncias que presentaremos en defensa de la justicia, la dignidad y el humanismo, ya han firmado como 5 mil ciudadanos, abogados, integrantes de todos los sectores, religiosos,  y estoy seguro que van a firmar muchos otros ciudadanos para que el miércoles, 15 de marzo se presente esta denuncia formal.

Lo hacemos, porque desafortunadamente no ha salido a enfrentar esta embestida con respecto, pero con firmeza Enrique Peña Nieto, a él le correspondía y al gobierno presentar la denuncia por violación de derechos humanos, porque existe una carta de derechos humanos de la ONU que firman todos los gobiernos que se comprometen a respetar los derechos humanos y si se está violando los derechos y el gobierno de México debió presentar esa denuncia, pero no vamos nosotros a quedarnos callados, por eso estamos actuando, y hay quienes critican y dicen que es por lo electoral, no es, por convicciones, nosotros no luchamos por cargos, no luchamos por el poder por el poder, mucho menos por el dinero, luchamos por ideales, luchamos por principios.

Si fuese por cargos, yo ya sería presidente, yo le hubiese garantizado a la mafia del poder de que no iba a cambiar nada, no me hubiesen robado la Presidencia, pero de qué sirve llegar atado como títere, para ser pelele de los que se han dedicado a desgraciar a nuestro pueblo, como llegó Calderón o como ahora que impusieron a Peña Nieto con la compra de los votos, así no, cuando se llegue va a ser con autoridad moral, sin dejar trozos de dignidad en el camino, que haya un gobierno del pueblo, una auténtica y verdadera democracia.

Amigas y amigos:

En nuestro querido México muchas mujeres como ustedes, muchos hombres como ustedes de buena voluntad estamos luchando contra este cáncer que es la corrupción, porque creemos firmemente que si desterramos este mal que aqueja y atormenta a la nación se logrará el renacimiento de México.

Sin corrupción no habrá hambre ni pobreza, sin corrupción no habrá inseguridad ni violencia, sin corrupción nadie se verá obligado a abandonar su tierra para buscarse la vida en otras latitudes, habrá justicia.

Mientras tanto paisanas, paisanos, no dejemos solos a los migrantes, a mí me da mucho gusto que ustedes estén aquí, no hay perder nuestra sensibilidad, tenemos que ser siempre muy fraternos y muy humanos, no decir que yo ya arregle mis papeles, no tengo problemas,  y le doy la espalda al que sufre, eso no, tenemos que ser muy fraternos, tenemos que estar muy unidos, darle la mano a quienes que por necesidad abandonan sus pueblos, familias, costumbres y culturas, a quienes, sin más delito que el de mitigar el hambre y la pobreza, enfrentan grandes  y graves humillaciones, abusos y hasta pierden hasta la vida.

Toquemos el corazón de los estadunidenses; no olvidemos eso, tenemos que hablar mucho con los estadounidenses, convencerlos, persuadirlos, hay que recordarles que la verdadera felicidad no reside, no es acumular de bienes materiales, títulos o fama, mucho menos la felicidad es el autoritarismo o la prepotencia, la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra conciencia, y estar bien con el prójimo, esa es la verdadera felicidad.

Muchas gracias.

*****

Boletines, Comunicados, Multimedia, Videos,

Mensaje de Andrés Manuel López Obrador, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en El Paso, Texas

Boletín 017-060

Descargar: b17-060

El Paso, Texas, 06 de marzo de 2017

 

Es para mí un motivo de dicha estar en El Paso, Texas, la ciudad de Estados Unidos más entrañable para México. A unos cientos de metros de aquí, del otro lado del río, se refugió por cerca de un año el presidente Benito Juárez y su gabinete para mantener la lucha en defensa de la soberanía nacional. Más tarde, otro héroe mexicano, Francisco I. Madero, apóstol de la democracia, encabezó desde esa misma ciudad fronteriza, que lleva el nombre del Benemérito, a los revolucionarios que derrotaron a la Dictadura Porfirista.

El Paso, Texas, es de las ciudades más antiguas de Estados Unidos; se fundó desde la época colonial española; perteneció a México y, luego, con la Independencia de Texas, se anexó al territorio de la Unión Americana. Aquí, en El Paso y en Ciudad Juárez, es donde se encuentran más entrelazadas nuestras dos naciones.  Los mexicanos y los estadunidenses de esta región fronteriza están unidos de manera indisoluble por la historia, la cultura, el trabajo, el comercio y la amistad.

Por eso es un contrasentido que un grupo político de Estados Unidos apueste a la separación mediante la propaganda del odio y del nacionalismo a ultranza. Es cierto que la campaña de fobia contra migrantes y mexicanos le funcionó a Donald Trump para ganar la presidencia, pero no le servirá, como se está demostrando, para mantenerse con popularidad en el gobierno y lograr la reelección.

Es indudable que, en Texas, como en otros Estados de la Unión Americana, existe un sector de la población con pensamiento conservador y racista; pero en esta misma zona fronteriza se mantienen costumbres y relaciones afines entre pobladores de origen mexicano, migrantes, anglosajones, afroestadunidenses y todas las otras representaciones de la humanidad que habitan aquí en estas tierras.

Sin embargo, hay crecientes muestras de que la insidia racista y el odio contra los extranjeros ha penetrado en la conciencia de muchos estadunidenses. Hay testimonios de cómo ha crecido en los últimos tiempos el maltrato y la xenofobia en varios condados y ciudades de Texas y Nuevo México.

Por eso, lo más importante frente a esta nueva circunstancia debe ser, y esa es nuestra convocatoria a todas y a todos, dirigirnos, más que a nadie, a los estadunidenses. Debemos exponer ante quienes han sido víctimas de la manipulación, la perversidad de ese afán por culpar de sus problemas a los extranjeros y, en particular, a los mexicanos.

En este lado de la frontera hay que decir a los cuatro vientos que es un disparate la consigna de Estados Unidos primero o de América primero, porque en realidad lo primero debe ser, en cualquier lugar del planeta, la justicia y la fraternidad universal.

Debemos explicar con argumentos, desmontar toda esa sarta de mentiras, con argumentos, que los males económicos que padecen los trabajadores, granjeros y empresarios de Estados Unidos no son responsabilidad de los migrantes ni de México, sino del mal gobierno, los privilegios y la mala distribución del ingreso que predomina en este país tanto como en el nuestro. Hay que exponer ante quienes le han creído a Trump y ante quienes votaron por él que es inmoral y absurdo tratar con desprecio a los mexicanos y que, en vez de tensar y deteriorar las relaciones entre nuestros dos países y entre sus pueblos, debe alentarse el respeto mutuo y procurar la cooperación para el desarrollo.

No debemos descartar, incluso, la posibilidad de convencer a Donald Trump de su equivocada política exterior y, en particular, de su despectiva actitud contra los mexicanos y nuestra nación.

Estamos dispuestos a poner sobre la mesa, en su momento, pronto, muy pronto, nuestro programa de desarrollo para impulsar el crecimiento, generar empleos y garantizar el bienestar, y así enfrentar de manera conjunta las causas que originan la migración, la inseguridad y la violencia. Repetimos: no es con muros ni con el uso de la fuerza como se resuelven los problemas sociales, sino con desarrollo y con bienestar.

Lo más humano y eficaz para reducir el flujo migratorio es rescatar al campo, apoyar a los sectores productivos, crear empleos y mejorar los salarios de los trabajadores en México. Y más temprano que tarde eso se logrará en nuestro querido México porque, independientemente de lo que resuelva el gobierno de Estados Unidos, nosotros vamos a terminar con el principal problema de México que es la corrupción; lo cual, al mismo tiempo, nos permitirá liberar muchos recursos para mejorar las condiciones de vida y de trabajo en nuestro país.

El nuevo gobierno democrático mantendrá siempre una actitud respetuosa hacia el gobierno de Estados Unidos, pero haremos valer nuestra autoridad soberana. En primer término, defenderemos, sin ningún condicionamiento, sin medias tintas, el derecho de nuestros connacionales a ganarse la vida en cualquier lugar del mundo con su trabajo honrado.

Adelanto que en poco tiempo los consulados de México, los 50 consulados de México en Estados Unidos se ocuparán por entero, por completo de la defensa de nuestros paisanos. Para efectos prácticos se convertirán en auténticas procuradurías para la defensa de los migrantes.

Insisto: buscaremos establecer una relación de respeto, de amistad, una relación bilateral con Estados Unidos fincada en la cooperación para el desarrollo. Defenderemos a los migrantes pero, al mismo tiempo, aplicaremos una política económica para generar empleos y garantizar a los mexicanos trabajo y bienestar en sus lugares de origen, donde están sus familiares, donde están sus costumbres y donde están sus cultura.

Vamos a impulsar el desarrollo regional de México, de sur a norte, con la puesta en práctica de proyectos para retener a la población en sus pueblos, ampliando oportunidades de trabajo y bienestar.

Así, por ejemplo, les doy a conocer vamos a sembrar un millón de hectáreas de árboles maderables y frutales en el sureste; se desarrollará, aún más, el turismo en el Caribe y en las zonas arqueológicas de las culturas Olmeca y Maya; se construirán dos grandes refinerías en la costa del Golfo de México para dejar de importar las gasolinas y también para bajar los precios de los combustibles; se creará un corredor económico y comercial en el Istmo de Tehuantepec, se ampliarán los Puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, se construirá una línea férrea para trenes de carga y contenedores y se aprovechará la ubicación estratégica y la cercanía, en esta franja del territorio, entre el Pacífico y el Atlántico.

En todo el país se fijarán, se establecerán precios de garantía para los productos del campo a fin de detener la emigración y lograr la autosuficiencia alimentaria; asimismo, se impulsará la industria de la construcción para crear empleos, realizar las obras públicas que se necesitan (caminos, hospitales, escuelas, vivienda, introducción de servicios) y reactivar la economía desde abajo, a partir de los pueblos y de las regiones de México.

Habrá un crecimiento económico horizontal, es decir, en todo el país, no solo como ha sucedido en pequeños islotes,  y fomentaremos el desarrollo del lado mexicano de la frontera.

Quiero informar, quiero decirles que a lo largo de los 3 mil 185 kilómetros de frontera con los Estados Unidos se creará una zona libre o franca para promover la inversión, el desarrollo productivo y tecnológico, así como la creación de empleos.

Ésta será la última cortina para retener a trabajadores en nuestro territorio. A lo largo de los 3 mil 185 kilómetros de frontera, en una franja de por lo menos 20 kilómetros de ancho y más de 3 mil kilómetro de largo, se aplicará un programa de estímulos fiscales a la inversión productiva; se reducirán los precios de los combustibles y de la energía eléctrica y se aumentarán los salarios de los trabajadores.

Les quiero explicar sobre este plan, quiero darles a conocer los antecedentes: desde la época posterior a la invasión estadunidense de 1848 y, en particular, por la terrible crisis que produjo la pérdida de la mitad del territorio de nuestro país, un gobernador de Tamaulipas, Ramón Guerra, en 1858 emitió un decreto para autorizar la primera zona libre fronteriza en ese estado de la República; luego, en 1884, durante el Porfiriato, el presidente Manuel González amplió la zona libre desde Matamoros hasta Tijuana, pasando por Coahuila, Chihuahua, Sonora y el entonces territorio de Baja California, considerando una distancia de 20 kilómetros de ancho desde la línea divisoria con Estados Unidos.

Más tarde en la época postrevolucionaria en 1933, el presidente Abelardo Rodríguez hizo lo mismo y esta medida fue refrendada para el caso de Baja California y Sonora por todos los presidentes posteriores hasta que, en 1993, Salinas de Gortari ordenó suspender los apoyos fiscales a la zona fronteriza.

Cabe decir que mientras se mantuvieron en vigor las políticas de fomento, en esa región limítrofe hubo crecimiento económico y se generaron empleos. El terrible deterioro social y la crisis de violencia delictiva que se padecen en la actualidad en la frontera y en todo el país se debe, no hay que olvidarlo, al fracaso del modelo económico neoliberal que implicó cancelar la política de fomento al campo en nuestro país y produjo pobreza y migración forzada, es decir, la expulsión de los mexicanos de sus lugares de origen.

Por eso, vamos a restablecer la zona libre o franca a lo largo de toda la frontera de México con Estados Unidos. El plan contempla, entre otras medidas y acciones, las siguientes:

1.- Se van a recorrer las aduanas mexicanas hacia el sur de 20 a 100 kilómetros de la línea divisoria.

2.- En la zona libre o franca se reducirá el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a 20%.

3.- El Impuesto al Valor Agregado (IVA) será del 8% en promedio, la mitad de lo que es en la actualidad. Especialmente, en las ciudades fronterizas de México se aplicará la misma tasa impositiva que en el lado estadunidense. Es decir, actualmente con California 8.5, en Arizona 8.2, en Nuevo México 7.5 y en la frontera con Texas 8.2.

4.- Se reducirán impuestos especiales a la producción y servicios (IEPS) para establecer tarifas y precios iguales a los de Estados Unidos en gasolinas, diésel y energía eléctrica.

5.- En toda la zona libre se aumentará el salario mínimo a cuando menos el doble de lo estipulado en la actualidad. Se trata de un asunto de justicia, pero también se puede dar este aumento del doble al salario mínimo en esta franja y sin riesgo de inflación porque habrá, como lo hemos dicho, reducción del IVA y de precios de energía, de tal manera que al subir el salario y bajar otros precios, el nivel general de precios quedaría igual o, incluso, podría bajar.

Además, el propósito es alcanzar gradualmente la homologación entre los salarios en esa franja de México y los de Estados Unidos. Recordemos que actualmente un obrero calificado que labora en una planta ensambladora de la industria automotriz del lado mexicano gana de 3.5 a 4 dólares la hora, mientras que un trabajador de la industria automotriz de este lado recibe 34 dólares por hora, o sea, de 8 a 10 veces más, este es una gran injusticia, no puede ser que solo por la división de la frontera hay una desproporción, esto se debe de ir resolviendo.

6.- En todas las ciudades de la zona libre fronteriza de México se llevará a cabo un plan de desarrollo urbano integral que incluirá el ordenamiento del uso de suelo, la introducción de agua, drenaje, la pavimentación de calles, vivienda, la construcción de guarderías, unidades deportivas, espacios culturales, escuelas, hospitales y otras obras y servicios.

Iniciaremos este plan en 2018, el año próximo, a finales del 2018, junto con todo el proceso de transformación de México, porque no puedo más que decirles que la tercera es la vencida. Qué haremos de aquí a entonces, vamos a aplicar un programa de información a la población estadunidense, un programa de concientización, orientación a la población estadounidense sobre lo irracional de la campaña contra México y dando prioridad a la protección de los migrantes ante la injusta persecución del gobierno de Donald Trump.

Para ello se integrarán en todo Texas y Nuevo México, comités cívicos de información en todos los condados de Texas y Nuevo México.

El periódico Regeneración, que ya se está editando en inglés, se va a distribuir en esta región de Estados Unidos. Aquí hace más de 100 años los hermanos Flores Magón hacían el periódico generación para que hacer conciencia en México, y ahora se edita de nuevo en inglés para hacer conciencia entre los estadunidenses.

Se creará en Ciudad Juárez una oficina de abogados para la defensa de migrantes.

La coordinación de todos estos trabajos estará a cargo del embajador Héctor Vasconcelos y del abogado Rafael Espino, así como de los integrantes de los comités municipal y estatal de MORENA en Ciudad Juárez y en Chihuahua.

También informo que la próxima semana, el martes, iremos a Nueva York y al  día siguiente a Washington, vamos a ir a las sedes de la ONU, tenemos una entrevista con el comisionado de los Derechos Humanos  y vamos también a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para presentar un escrito de protesta y una denuncia legal contra las órdenes de construir el muro y perseguir a migrantes en Estados Unidos. Vamos a enfrentar legalmente estas disposiciones arbitrarias.

Amigas y amigos:

Quiero recordar que los migrantes no son las únicas víctimas en esta región. En la ribera sur del Río Bravo vive una población martirizada por la delincuencia que generó la política económica oficial de las últimas tres décadas, pero también por las estrategias de seguridad absurdas que el gobierno aplicó para combatir los frutos de sus propias acciones.

En años recientes vimos cómo un problema policial era escalado hasta convertirse en una “guerra” que acabó cobrándose miles de vidas y que no resolvió absolutamente nada. El saldo es por demás trágico: en 10 años, de 2007 a 2016, han habido 208 mil asesinatos y más de 200 mil asesinatos, y un millón de víctimas de la violencia, ese es el saldo doloroso de la llamada guerra absurda e inhumana contra el narcotráfico.

Desde los últimos años del Salinato se desató, en Ciudad Juárez, el horror de los feminicidios, un horror que hoy se extiende a buena parte del país. Cientos de mujeres han sido asesinadas a poca distancia de aquí con saña brutal, ante la indolencia y la corrupción de autoridades municipales, estatales y federales. La gran mayoría de estas muertes permanece impune y los funcionarios no se preocupan ni siquiera por identificar los cuerpos.

Mujeres, migrantes y ciudadanos, jóvenes en su mayoría, despojados de un lugar en el mundo, no deben seguir siendo víctimas de la violencia ciega causada, en gran medida, por una política económica, en esta frontera, más que en cualquier otro sitio, merece el adjetivo de criminal.

Así lo dijo el Papa Francisco, hace poco más de un año, cuando anduvo por estas tierras, lo citó:

“Uno de los flagelos más grandes a los que se ven expuestos los jóvenes es la falta de oportunidades de estudio y de trabajo sostenible y redituable que les permita proyectarse, y esto genera en tantos casos, tantos casos, situaciones de pobreza y marginación. Y esta pobreza y marginación es el mejor caldo de cultivo para que caigan en el círculo del narcotráfico y de la violencia”.

“Son hermanos y hermanas que salen expulsados por la pobreza y la violencia, por el narcotráfico y el crimen organizado. Frente a tantos vacíos legales, se les tiende una red que atrapa y destruye siempre a los más pobres. No sólo sufren la pobreza sino que además tienen que sufrir todas esas formas de violencia. Injusticia que se radicaliza en los jóvenes, ellos, «carne de cañón», son perseguidos y amenazados cuando tratan de salir de la espiral de violencia y del infierno de las drogas. ¡Y qué decir de tantas mujeres a quienes les han arrebatado injustamente la vida!”.

Pero dijo, también, el Papa Francisco ante organizaciones de trabajadores y representantes empresariales, estas palabras de esperanza:

Siempre hay posibilidad de cambio, estamos a tiempo de reaccionar y transformar, modificar y cambiar, convertir lo que nos está destruyendo como pueblo, lo que nos está degradando como humanidad.

Amigas y amigos:

Sigamos luchando para lograr, entre todas y en todas, desde abajo, sin violencia, una sociedad mejor. Podemos reconstruir un país que defienda con dignidad a sus ciudadanos en el exterior y podemos, sobre todo, rediseñarlo para erradicar las carencias que expulsan y destruyen a sus ciudadanos. Podemos transformar la zozobra y el dolor que aquejan a esta frontera en una zona limítrofe próspera y pacífica. El futuro de México está en nuestras manos.

Los invito a unirnos para que hoy mismo empecemos a construir desde este Río Bravo hasta el Usumacinta, un país libre, justo y democrático, sin corrupción y sin violencia. Una patria nueva, sin odios, esclarecida, eterna y sobre todo una patria fraterna.

El Paso, Texas, 6 de marzo de 2017.

*****

Boletines, Comunicados, Multimedia, Videos,

Discurso de Andrés Manuel López Obrador, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en Chicago

Boletín 017-046

Descargar: b17-046

Chicago, Illinois, 20 de febrero de 2017

 

Discurso de Andrés Manuel López Obrador, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en Chicago

 

Amigas y amigos:

Hace unos días, en Los Ángeles, sostuve que la campaña de Donald Trump contra los mexicanos y migrantes de todo el mundo tenía un propósito más político que económico o comercial, es un asunto fundamentalmente político.

Argumenté que como ganó la presidencia con el discurso del odio y la discriminación, piensa sostener la misma propaganda para mantenerse en el gobierno y lograr la reelección en 2020. Ese es el meollo del asunto, eso es lo fundamental en esa estrategia política.

Pero en pocos días, en apenas un mes, hoy se cumple un mes en que tomó posesión,  ha quedado suficientemente demostrado que la estrategia neofascista de culpar a los extranjeros de las desgracias de los estadunidenses, es un rotundo fracaso.

Primero, porque el empeño de estigmatizar a los mexicanos en una forma semejante a como Hitler estigmatizó a los judíos es legal, moral y políticamente inadmisible; y segundo, porque es mentira el que los trabajadores y las clases medias de Estados Unidos, los anglosajones,  no cuenten con empleos, buenos salarios y bienestar por culpa de los migrantes y de las inequitativas relaciones comerciales con México, es absolutamente falso.

En esta región de Estados Unidos, durante la pasada contienda electoral, Donald Trump y sus asesores espantaron con el supuesto de que la industria automotriz se estaba trasladando a México, que se fugaban empleos y beneficios para trabajadores y empresarios de Estados Unidos.

Inclusive una vez en la presidencia, Trump llegó a decir que impondría un impuesto del 30 por ciento a las exportaciones automotrices procedentes de México.

Todo esto es mera demagogia: si se llega a aplicar una política proteccionista semejante, los afectados serían los propios estadunidenses, los consumidores en primer lugar de este país, pero también los empresarios, algunos de los cuales incluso financiaron la campaña de Trump y ahora actúan como sus colaboradores.

Empecemos por aclarar que la industria automotriz de Estados Unidos y México está plenamente integrada: es cierto que el 70 por ciento de los vehículos ensamblados en México se exportan al  mercado estadunidense, pero el 40 por ciento de los componentes de esos vehículos se fabrican aquí en Estados Unidos.

Asimismo, la parte de los procesos productivos que se lleva a cabo en nuestro país, en México, es menos costosa que en Estados Unidos. De modo que el éxito de la industria automotriz de este país depende, en buena medida, de su grado de complementación o integración con  nuestro país.

En otras palabras, sin las partes o los vehículos hechos en México, para la industria estadunidense no se hicieran  los vehículos  y la partes en México sería muy difícil para la industria de Estados Unidos competir con los productos de Europa o de Asia.

Quizá el ejemplo más ilustrativo se encuentre en el sector de autopartes, en el cual México ocupa el sexto lugar como fabricante mundial. Las exportaciones mexicanas de autopartes cubren el 28 por ciento del mercado estadunidense; es decir, México es uno de los principales proveedores de asientos, bolsas de aire, motores, engranes, ruedas de fricción y otras piezas para la industria automotriz estadunidense.

Y todos estos componentes se incorporan de manera directa a la línea de producción de vehículos, aquí, en Estados Unidos. Gracias a ello, el costo final de los automóviles ensamblados aquí, se reduce hasta en 5 mil dólares por unidad.

Reitero, pues, que sin los procesos productivos que se efectúan en México no se llevarán a cabo,  la industria automotriz estadunidense no sería competitiva. Ahora bien: los componentes más importantes en éste, lo mero principal y en otros casos son la juventud, la destreza, la creatividad y la vocación de trabajo de los mexicanos.

La participación de los trabajadores en los procesos productivos no es menos importante que la de las empresas, es muy importante el papel de las empresas, pero es fundamental la participación de los trabajadores.

A eso hay que agregar que la mano de obra de los mexicanos no sólo es de primera calidad, nosotros debemos estar muy conscientes que el pueblo de México es de los pueblos más trabajadores del mundo, eso se tiene que tomar en cuenta, desafortunadamente, esa mano de obra calificada de los mexicanos de aquí y de allá, nuestro país, es muy mal pagada sobre todo en México es la mano de obra más mal pagada, es la menos reconocida en toda América del Norte.

En el sector de automotores, un obrero en México gana 3.5 dólares por hora, mientras aquí pagan aun obrero calificado en una ensambladora  34 dólares por hora; es decir, diez veces más.

Por eso, una nueva legislación que aumente los impuestos o ponga barreras a los automóviles y autopartes procedentes de México, perjudicaría hay que reconocer a los trabajadores de nuestro país, pero como a consumidores de Estados Unidos.

Es más, una medida pesimista de ese tipo, así como se anuncia de manera demagógica,  afectaría a los propios empresarios de Estados Unidos, empezando por Wilbur Ross, secretario de Comercio del gobierno de Donald Trump.

Según una investigación reciente del periódico “El Universal”, este funcionario, el secretario de Comercio del gobierno de Donald Trump es fundador y accionista principal de ocho fábricas de autopartes en México que abastecen de equipos a las principales compañías automotrices de este país, de Estados Unidos.

Las plantas de Wilbur Ross en México, que dicho sea de paso, reciben incentivos fiscales del gobierno de nuestro país, exportan a Estados Unidos: asientos, puertas, bolsas de aire, paneles, consolas, pisos, sistemas eléctricos y acústicos, entre otros componentes para la fabricación, aquí, en Estados Unidos, de automóviles: Ford, General Motors, Chrysler y de otras marcas.

En fin, en esta materia, para que lo tengamos claro,  no habrá ningún cambio importante en la política comercial de Estados Unidos con México. Además, en el caso de que en nuestro país se viera perjudicado por medidas proteccionistas, tendría la posibilidad jurídica de acudir a la Organización Mundial de Comercio.

Sin embargo, hay un asunto que nos importan mucho, más allá de la amenaza retórica de la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, lo que sí debe de importarnos es informar a la población de Estados Unidos, a los anglosajes, a los trabajadores de Estados Unidos,  a los integrantes de las clases medias, acerca de que está siendo manipulados en contra de los migrantes, particularmente en contra de los migrantes mexicanos.

Es indispensable hacerle frente en todas partes de la unión americana a la campaña de odio a los extranjeros desatada por Trump y sus asesores. Debe desenmascararse a los promotores de sembrar la insidia y la fobia contra los extranjeros.  Es indispensable comunicarnos con los trabajadores y las clases medias de Estados Unidos, no se hizo esto en la precampaña pasada, no se atendió este problema, no se supo enfrentar la estrategia en contra de los migrantes.

Pero todavía es tiempo de explicarles a los integrantes de las clases medias de los Estados Unidos, a los anglosajones,  que sus problemas se deben, si se analiza bien,  a los migrantes, a los migrantes mexicanos que estudian y trabajan, el problema de las clases medias en Estados Unidos, el problema de las clases trabajadores en Estados Unidos tienen que ver en lo fundamental por la  mala distribución del ingreso que existe en Estados Unidos y que ahora, para empeorar las cosas, el poder político está en manos de empresarios que se pronuncian y se caracterizan por pagar la menor cantidad de impuestos posibles, ese es el fondo del asunto.

Por eso nuestra actuación debe orientarse a hacer conciencia entre los sectores que todavía no se recuperan de la recesión económica de 2008, ahí está parte del problema y que, por su situación precaria, estos sectores de Estados Unidos afectados y por su  desesperanzada, han sido fácilmente intoxicados por la campaña de odio contra los migrantes y contra México.

Es indispensable, recurrir a los buenos sentimientos de los habitantes de esta gran nación para hacerles ver que ni Estados Unidos ni América son primero, como se proclama en esa consigna nacionalista, extrema, Estados Unidos primero, América primero, no, lo primero es construir, aquí en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad universal, eso es lo primero: la justicia, la fraternidad, para vivir sin muros, sin fronteras, ni pobreza, miedos, temores, sin discriminación y sin racismo en todo el mundo, eso es lo fundamental.

Ante las órdenes de Donald Trump de perseguir a los migrantes debemos de unirnos todos para presentar en foros internacionales denuncias por violación de derechos humanos, recordando, en todo momento, que el gobierno de Estados Unidos se comprometió en la ONU, en los años 40,  a respetar y cumplir la Declaración Universal de Derechos Humanos, que en su primer Artículo dice, leo textualmente:  “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”

Aquí en Chicago, como lo hicimos en Los Ángeles, expresamos toda la solidaridad a nuestros paisanos, nuestra solidaridad a ustedes, han venido a Estados Unidos a ganarse la vida honradamente y a contribuir al desarrollo económico y al engrandecimiento cultural de este país. El mismo apoyo, la misma solidaridad manifestamos a todos los migrantes del mundo.

No debemos olvidar la significación histórica de esta ciudad en las luchas de los trabajadores de Estados Unidos y de todo el mundo.

Recordemos  hace 130 años ocho obreros, migrantes en su mayoría, fueron injustamente procesados por exigir pacíficamente el derecho a la jornada de ocho horas, y a cinco de ellos se les sentenció a la pena capital.

Todos los historiadores contemporáneos coinciden en que eran inocentes de los delitos que les fueron imputados; que los juicios fueron una farsa; que las ejecuciones fueron un escarmiento dirigido a desalentar a quienes luchan por sus derechos legítimos, y que se creó en contra de ellos un clima social de linchamiento no muy distinto  desgraciadamente al que ahora intentan producir los actuales gobernantes en contra de los migrantes en este país.

Sobre los mártires de Chicago, ese gran escritor y poeta de América, José Martí escribió unas palabras que bien pueden aplicarse a la mayoría de quienes se ganan el pan fuera de sus países de origen. José Martí dijo entonces: “Estos no son felones abominables, sedientos de desorden, sangre y violencia, sino hombres que quisieron la paz, y corazones llenos de ternura, amados por cuantos los conocieron y vieron de cerca el poder y la gloria de sus vidas”.

Con este sentimiento defendemos a los migrantes de ahora, ciudadanos del mundo, ustedes, trabajadores honestos, buenos, ejemplares.

Paisanas, paisanos, de manera concreta les informo lo siguiente:

1.    Estamos luchando en México contra la corrupción que es el principal problema de nuestro país y estamos seguros de que más temprano que tarde acabaremos con ese cáncer y se logrará el renacimiento de México.

2.    Tenemos el compromiso de asegurar, de brindar en México, pronto, muy pronto, trabajo y bienestar, para que nadie se vea obligado a emigrar de su tierra por causa de hambre, pobreza y de inseguridad.

3.    El Embajador Héctor Vasconcelos, que es dirigente de MORENA, encargado de la Atención de Migrante y de la Política Exterior, el senador de Morelos,  Rabindranath Salazar que está aquí con nosotros, senador de la República, y el diputado federal de Michoacán, Fidel Calderón, serán responsables de coordinar los trabajos crear comités cívicos aquí en Chicago y en todos los Estados de esta región de Estados Unidos y de llevar a cabo el plan que tiene como propósito fundamental información, orientar a paisanos y también hacer conciencia a los estadunidenses.

4.    Estos compañeros comisionados se encargarán de aglutinar, de conseguir a buenos abogados para defender a migrantes de México y del mundo, ese es el compromiso.

5.    Se buscará la unidad con otras organizaciones sociales, cívicas y de migrantes para actuar juntos, aquí no es solo asunto de MORENA, no es asunto partidista, es asunto de todas y de todos, tenemos que unirnos por esta causa justa, noble, actuar juntos en la defensa de derechos humanos y en contra de la discriminación racial.

6.    Le doy a conocer que el día 14 de marzo, como lo mencioné en Las Ángeles, vamos a tener una entrevista con el comisionado de la ONU para presentar un escritor por violación de derechos humanos, vamos a estar en Nueva York, el día 14 de marzo.

Y el día 15 vamos en Washington, para presentar, formalmente, una denuncia suscrita por mexicanos, abogados e integrantes de todos los sectores, de todas las clases, religiosos, libres pensadores, mexicanos y también estadounidenses que van a firmar esta denuncia que presentaremos el 15 de marzo en Washington en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

7.    Vamos a transmitir información no solo en nuestro bello idioma, no solo en español, también en inglés, vamos a utilizar todos los medios de comunicación para informar, los medios de comunicación convencionales y las redes sociales, vamos a tener una campaña de información en Chicago y todos los estados de la Unión Americana. Ya les digo que en una semana, o diez días, voy al Paso Texas, voy después a Phoenix, vamos a estar en Laredo, vamos a estar en San Francisco, ya le dije en Nueva York, en Washington, vamos a estar visitando todos los estados de la Unión Americana, y sí voy a estar en Minnesota, hago el compromiso.

8.    Ya tienen en sus manos, ya esto se decidió hace una semana en Los Ángeles, ya circula una edición especial, miren los que son las cosas, aquí, en Estados Unidos, se imprimió durante mucho tiempo el periódico Regeneración de los  hermanos Flores Magón para combatir la dictadura Porfirista, ahora se está haciendo Regeneración en inglés para defender los migrantes, ese periódico Regeneración se entregará a la salida de templos, en los sindicatos, en los estadios, en los supermercados, en las plazas públicas y en centros comerciales. Vamos a orientar, informar, a concientizar con el periódico Regeneración

Amigas y amigos, paisanas, paisanos:

En nombre de muchos mexicanos, libres y conscientes, venimos a decirles con toda sinceridad que no están solos. En estos momentos aciagos sepan, todas y todos, que nada ni nadie podrá impedir que triunfe la causa de la justicia y de la fraternidad universal.

Donald Trump presidente de Estados Unidos no podrá con la bondad y la solidaridad  del mismo pueblo de Estados Unidos. No podrá impedir el derecho a la esperanza. No podrá triunfar frente a ese mandato que es la justicia y sobre frente al espíritu humanitario. No podrá Trump con la fuerza de la razón, va a vencer la fuerza de la razón y la fuerza de la opinión pública.

¡Vivan los mártires de Chicago! ¡Vivan los migrantes! ¡Viva el pueblo de México! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

*****

Boletines, Comunicados, Fotogalería, Multimedia, Videos,

La campaña contra migrantes en EU es un asunto de interés político, no de carácter económico, asegura AMLO

  Boletín 017-035

Descargar: b17-035

Los Ángeles, California, 12 de febrero de 2017

 

  • El presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA, llama a hacer frente a la campaña de odio y de violación de los derechos humanos
  • Convoca a los académicos e intelectuales estadunidenses poseedores de valores cívicos, sociales y democráticos a la elaboración de un plan que recoja ideas que permitan convencer y persuadir a los trabajadores y a las clases medias de Estados Unidos que los migrantes no son sus enemigos
  • Informa que ya funciona una comisión de MORENA en el estado de California para apoyar a los migrantes
  • Adelanta que la próxima semana irá a Chicago y en el transcurso de dos meses, visitará siete ciudades de la Unión Americana

Desde la Plaza Olvera, en Los Ángeles, California, Andrés Manuel López Obrador aseguró que la actual campaña contra migrantes en Estados Unidos no es solo un asunto de carácter económico sino, fundamentalmente, de interés político. “Un grupo está sacando provecho del sentimiento nacionalista que permanece aquí y en otras partes del mundo”.

 

Indicó que claro que existe un malestar por el desempleo y los bajos ingresos, así como en la Alemania anterior a Adolfo Hitler había descontento por la inflación.  Pero culpar de estas desgracias a determinados grupos sociales o culturales, nacionales o extranjeros, tiene una obvia connotación política.

A Donald Trump y al grupo que lo asesora les ha dado resultado azuzar a integrantes de ciertos estratos de la sociedad estadounidense en contra de los inmigrantes y, en particular, los de nacionalidad mexicana. “El discurso de odio y la cizaña en contra de los extranjeros, les permitió ganar la presidencia y suponen que van a mantenerse y reelegirse en el gobierno alimentando el odio de unos sectores contra otros”.

Pidió no menospreciarse la capacidad de los actuales gobernantes de Estados Unidos: no son tontos; el discurso pendenciero de Donald Trump obedece a una calculada y fría estrategia política.  El contenido, la técnica y la propaganda utilizada se inspiran en la teoría concebida en el siglo pasado sobre la defensa del “espacio vital” frente a supuestos enemigos externos y en la exaltación de la superioridad y el patriotismo.

“Durante la pasada campaña presidencial se cometió el error de no advertir la eficacia de la estrategia política sustentada en despertar el odio y el nacionalismo. No se le dio importancia o no supieron contrarrestarla.  Pero aún es tiempo de atender las causas del problema y aminorar los daños. Empezando por reconocer que la fobia contra lo externo ha penetrado bastante”, explicó.

Ejemplificó que hace unos días, se dio a conocer, en varios periódicos, el hecho de que una pareja de estadounidenses cenó en un restaurante en Texas y dejó en la nota de pago un mensaje que decía: “La comida fue deliciosa y el servicio fue atento, sin embargo, el propietario es mexicano, no volveremos”, rematando con la frase de Trump, “América es primero”.

Señaló que estos astutos, pero irresponsables gobernantes neofascistas quieren construir muros para hacer de Estados Unidos un enorme gueto y equiparar a los mexicanos en general, y a los paisanos migrantes en particular, con los judíos estigmatizados e injustamente perseguidos de la época de Hitler.

Por eso, dijo, ante semejante barbaridad, no se debe limitar las acciones a la protesta y a la denuncia en el ámbito internacional, sino considerar como esencial la labor de información al interior de Estados Unidos.

Por ello, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA, López Obrador llamó a hacer frente a la campaña de odio y de violación de los derechos humanos que se lleva a cabo en Estados Unidos en contra de los migrantes, especialmente los mexicanos.

Pidió dirigir toda la atención en hacer ver a los estadunidenses de buena voluntad, que son muchísimos, que están siendo víctimas de la manipulación y el engaño.

Planteó que “debemos dedicar más tiempo al estadunidense de la provincia y de las pequeñas ciudades, el estadunidense que posee valores cívicos, morales y espirituales y que, sin embargo, vive en la desesperanza y está siendo envenenado de odio contra los trabajadores migrantes”.

Dio un dato Trump ganó 2 mil 548 condados, mientras que Hillary Clinton triunfó únicamente en 472, aun cuando estos representen el 64 por ciento de la actividad económica nacional.

Indicó que es en los pequeños condados donde hay más afectados por la recesión económica producida en 2008 y en esos lugares no se han recuperado los empleos perdidos en la industria, en la cual se ocupa más la población anglosajona, mientras que en los últimos años, los nuevos empleos se han venido creando básicamente en el sector de los servicios en las grandes áreas metropolitanas, donde se emplea más a los trabajadores latinoamericanos, asiáticos y afroestadunidenses.

Urgió estar comunicados con la población más golpeada por la recesión económica.  “Hay que explicarles con argumentos la causa de la crisis que les afecta; debemos hacerles ver que si ellos no tienen trabajo, buenos salarios y bienestar, no es por culpa de los migrantes, sino por el mal gobierno que castiga a los de abajo y a las clases medias y beneficia únicamente a los potentados”.

Expuso que al pueblo de Estados Unidos se le tiene que explicar que ante la crisis del 2008 se buscó primero salvar a los organismos financieros en quiebra.

Además, prosiguió se les tiene que hablar de la mala distribución del ingreso, pues mientras ellos pagan impuestos elevados, los más ricos contribuyen con muy poco.

Señaló que a los estadounidenses se les tiene dar a conocer que las fábricas más grandes instaladas en México son de inversionistas o empresarios estadounidenses que exportan mercancías y ganancias a Estados Unidos y que dejan muy pocos beneficios en empleo y en impuestos en la nación mexicana; que muchas empresas están automatizadas y pueden aumentar la producción sin uso intensivo de mano de obra.

Destacó que la generación de empleos en la Unión Americana no depende únicamente de que las empresas no emigren de Estados Unidos, sino de muchos otros factores. Tal es el caso de México, en donde, a pesar de que se habla del éxito del modelo exportador, la economía ha permanecido estancada durante tres décadas.

“El fomento de una economía para las élites no significa ni desarrollo ni creación de empleos”, enfatizó López Obrador.

Mencionó que Trump con frecuencia sostiene que Estados Unidos compra más de lo que vende a México, que existe formalmente un déficit de 60 mil millones de dólares, pero esto no es del todo cierto, porque las exportaciones mexicanas contienen un alto porcentaje de capital, tecnología e insumos estadunidenses.

En otras palabras, explicó: “si fuera cierto que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) solamente beneficia a México, nuestra economía no permanecería estancada ni habría migración”.

Recordó que en 1970, cuando las exportaciones de México solo representaban el 7.8 por ciento del PIB, el crecimiento de la economía era de 6.5 por ciento, mientras que ahora, cuando las exportaciones significan el 35.3 por ciento del PIB, la economía solo crece en 2.5 por ciento.

“No somos, por lo tanto, un país que está creciendo con base en la apertura externa, pues a pesar de que exportamos mucho en valor, también importamos la mayor parte de ese valor”, comentó a externar que estos y otros argumentos deben darse a conocer a los estadunidenses.

Anotó que esgrimiendo razones se pueden convencer a la población afectada por la crisis que sin odios ni rencores, es posible construir mejores sociedades en ambos lados de la frontera, con el ideal de la justicia y de la fraternidad universal.

Aseguró que “en vez de la hostilidad, lo más conveniente para nuestros pueblos y naciones es el respeto, el entendimiento mutuo y la cooperación para el desarrollo”.

Convocó a los académicos e intelectuales estadunidenses poseedores de valores cívicos, sociales y democráticos a la elaboración de un plan que recoja ideas que permitan convencer y persuadir a los trabajadores y a las clases medias de Estados Unidos que los migrantes no son sus enemigos, sino sus hermanos, admirables seres humanos que, al igual que los fundadores de esta gran nación, se vieron obligados a salir de sus lugares de origen por necesidad y no por gusto.

“Debemos contrarrestar con fundamentos la estrategia de Trump y sus asesores. No con gritos o insultos ni respondiendo a las provocaciones, sino con inteligencia, sabiduría y dignidad, con el método de la no violencia. Esta es una batalla que debemos dar en el terreno de las ideas”, manifestó.

Aseguró que es una lucha contra los que atizan el egoísmo, y en defensa de los olvidados para que no siga creciendo en ellos el resentimiento contra los que no son de su clase, de su nacionalidad o de su religión. “Al discurso del odio hay que responderle con el principio espiritual del amor al prójimo”, subrayó.

Indicó que incitar al odio contra los migrantes es una forma de atentado contra la humanidad, porque “nos hicimos humanos caminando. Nuestros ancestros, los de todos, salieron de África, llegaron a Medio Oriente, a Europa, posiblemente a México; esta comprobado que se asentaron en Asia y desde allí poblaron el Continente Americano”.

Insistió que la migración es el fundamento de las naciones y Estados Unidos es un ejemplo. La fuerza de las culturas vivas está en la suma de todas las influencias, de todas las lenguas, de todas las inteligencias.

“Los humanos hemos caminado mucho y hemos poblado casi todo el planeta pero venimos todos de una misma cuna. Hoy en día reconocemos nuestra historia compartida mediante el valor universal de la fraternidad”, argumentó.

Destacó que cuando se erige un muro para segregar a las poblaciones o cuando la palabra “extranjero” es utilizada para insultar, denigrar y discriminar a nuestro semejante, se ofende a la humanidad, a la inteligencia y a la historia.

“Sin embargo, estoy optimista, considero que el muro y la demagogia del patrioterismo no podrán con el talento y la dignidad del pueblo estadunidense. Apuesto a que con argumentos, la fuerza de la opinión pública terminará por hacer entrar en razón a quienes, como Donald Trump, optan por el uso de la amenaza y de la fuerza”, manifestó.

Desde el estado de California, refugio bendito de migrantes, y al recordar a César Chávez, un luchador social excepcional, quien nos enseñó que la libertad no se implora, se conquista, López Obrador expresó a todos los mexicanos de este lado de la frontera “nuestra más sincera solidaridad, activa, comprometida, apasionada y fraterna. Igual que a los latinoamericanos y a todos los migrantes del mundo”.

Informó que ya funciona una comisión de MORENA en el estado de California, encabezada por Héctor Vasconcelos, secretario de Mexicanos en el Exterior y de Política Internacional de MORENA, y por Jaime Bonilla, presidente del Comité Estatal de MORENA en Baja California, quienes atenderán las siguientes tareas:

1.           Coordinar con académicos y dirigentes sociales, el trabajo de la elaboración del Plan, que servirá de referencia para iniciar la creación de comités en condados y difundir el mensaje de la razón y de la fraternidad entre la población estadounidense.

2.           Vamos a trasmitir información en inglés y en español, utilizando medios de comunicación y redes sociales. También se publicará una edición especial del periódico “Regeneración” para entregarlo a la salida de los templos, en sindicatos, estadios, supermercados, plazas públicas y comerciales.

3.           La comisión que nos representa, aglutinará abogados para defender a migrantes de México y del mundo. 4. Se buscará la unidad con otras organizaciones sociales, cívicas y de migrantes para actuar juntos en la defensa de derechos humanos y en contra de la discriminación racial.

5.           Si el gobierno mexicano no interpone en la ONU en los próximos días una demanda por violación de derechos humanos, lo haremos nosotros. Exigimos que se cumpla la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por todos los gobiernos que se comprometieron a respetarla.

En particular, su Artículo 1º. que a la letra dice: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

En estos momentos de amenazas y estridencia, pidió tener en la memoria que un presidente de Estados Unidos, un gigante, Franklin Delano Roosevelt, proclamó, en 1941, cuatro derechos humanos fundamentales: El derecho a la libertad de palabra. El derecho a la libertad de cultos. El derecho a vivir libres de miseria y El derecho a vivir libres de temor.

Agradeció la presencia de los ciudadanos de Los Ángeles y les dijo que “tengan la seguridad que estamos actuando para enfrentar el hambre y la pobreza en nuestro país con el propósito de que en un futuro no muy lejano nadie se vea obligado a emigrar y la gente esté trabajando donde nació, cerca de sus familiares, de su medio ambiente, con sus costumbres y cultura”.

Asimismo, agregó que lucha contra la corrupción que es el principal problema de México y tiene la firme convicción y la autoridad moral para erradicarla por completo. Al mismo tiempo, señaló que estará atento para evitar el mal trato contra los migrantes de México y del extranjero.

Adelantó que la próxima semana irá a Chicago y en el transcurso de dos meses, visitará siete ciudades de la Unión Americana, se comprometió a regresar a Los Ángeles.

Finalizó su discurso al decir que lo primero no es Estados Unidos ni es América, lo primero es construir, aquí en la tierra, el reino de la justicia y de la fraternidad universal.  Como decía Martin Luther King: “La oscuridad no puede sacarnos de la oscuridad. Solo la luz puede hacerlo. El odio no puede sacarnos del odio. Solo el amor puede hacerlo.”

Agradeció la presencia del padre Alejandro Solalinde, a quien dijo es una persona que lucha por defender los derechos humanos a migrantes, desde el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, además es una gran personalidad, un hombre con dimensión social, humano, fraterno.

Por su parte, el secretario de Mexicanos en el Exterior y de Política Internacional de MORENA, Héctor Vasconcelos, agradeció la presencia de los ciudadanos, académicos, empresarios, líderes políticos,  y en especial a padres: Alejandro Solalinde y Francisco García, entre otros invitados.

El padre Alejandro Solalinde dijo que “no se asusten no tengan miedo, no hay Trump que por bien no venga”, y además son ciudadanos decentes, porque se permitirán los cambios por la buena, pero no todo caerá del cielo, se necesita sacar la credencial para votar.

Añadió que los migrantes latinos tienen una gran misión: el amor a la familia, no se pongan tristes por Trump, porque el pueblo de México tiene una fortaleza muy grande.

*****