¡Tenemos derecho a darle otro rumbo a nuestro país!: Martí Batres

Comunicado b14-193

Descargar: b14-193

                México, Distrito Federal, 26 de octubre de 2014

 

Palabras de Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA, durante la concentración nacional de MORENA en el Zócalo de la Ciudad de México.

Amigas y amigos: Saludo al licenciado Andrés Manuel López Obrador. Saludo, desde luego, a los miles y miles de compañeros de Morena de todos los rincones del país.   Saludo a los amigos que nos acompañan del Partido del Trabajo. Y también a muchos luchadores sociales de múltiples movimientos que se encuentran aquí el día de hoy.

Dijo el escritor Milán Kundera: “la lucha de la memoria contra el olvido es la lucha de la libertad contra el poder”.

A punta de privatizaciones desde 1982 los neoliberales sembraron la violencia en todo el país:   Entregaron las empresas de la nación. Le robaron al trabajador el 80 por ciento de su salario. Aumentaron los impuestos al pueblo. Dejaron a los jóvenes sin universidad. Quebraron a la pequeña y mediana empresa. Secaron la economía. Destruyeron el empleo. Mandaron al 60 por ciento de la población a la economía informal. Casi desaparecieron a la clase media. En fin, destrozaron el tejido social y productivo. Y así terminaron convirtiendo al narcotráfico en la macabra quinta fuente de empleo del país.   En el 2006 el pueblo dijo basta y ganó la elección presidencial. Pero se la robaron. Dijimos entonces que el fraude electoral envilecería al gobierno, lo haría débil, sin apoyo del pueblo, presa fácil de los poderes fácticos y advertimos el desastre.

Para buscar la legitimidad que el pueblo no les dio inventaron una guerra contra el narco en la que el Estado -en realidad- se alió a un cártel para combatir a otro. Muchas instituciones terminaron robando, secuestrando, desapareciendo y asesinando.   Esos cínicos y descarados bandidos decían que nuestro movimiento era “un peligro para México” pero qué ironía trágica ellos hundieron al país en un baño de sangre de más de 100 mil muertos.

  Y cuando todo parecía haber traspasado el límite, con Enrique Peña Nieto compraron la presidencia y como sanguijuelas insaciables de dinero, poder y sangre terminaron de quebrar a México.   En menos de dos años: Le quitaron sus derechos laborales a obreros y maestros. Aumentaron los impuestos a pequeños comerciantes y trabajadores. Entregaron la playas y las franjas fronterizas. Aprobaron la reelección consecutiva de diputados, senadores y alcaldes. Saquearon los fondos de vivienda de los trabajadores y se los dieron a las afores. Le entregaron a Televisa el control total de la televisión de paga. Y decidieron entregar el petróleo, la petroquímica, el gas, la refinación, los ductos y la electricidad a compañías extranjeras.   Con ello, autorizaron expropiar a campesinos sus tierras para dársela a las transnacionales y extranjerizar hasta el gas doméstico y las gasolinerías. El objetivo es robarse 100 mil millones de dólares cada año.   No tienen vergüenza, no tienen dignidad, no tienen patria, no tienen madre. ¿Cómo pudieron estos traidores, vendidos, sátrapas del Estado aprobar lo que parecía políticamente tan costoso?   Con un pacto contra México, comprando a la “oposición” con 30 monedas. Convirtiendo al PRD en otro partido neoliberal más y dando un millón de pesos a cada diputado malandrín del PRI, PAN, PRD, PANAL y Partido Verde.

Esas fueron las reformas de Peña. Un gran operativo de corrupción. Pero además, al mismo tiempo, durante el mismo lapso: Asesinaron en Chihuahua a Ismael y Manuelita por defender el agua, de las mineras canadienses. Provocaron la muerte del artista Kuy Kendall con una bala de goma. De la misma forma asesinaron a un niño en Puebla. Al Dr. Mireles y a Nestora Salgado, de las autodefensas y guardias comunitarias de Michoacán y Guerrero los encarcelaron. Con los jóvenes se ensañaron reprimiendo sus protestas. En Sonora encarcelaron a Mario Luna, líder Yaqui por defender el agua de su comunidad. Asesinaron a Atilano Román, dirigente de los desplazados de Sinaloa por la presa Picacho.

    En Puebla encarcelaron a los que protestan contra obras faraónicas del gobernador en Cholula.   En Quintana Roo encarcelaron a ciudadanos y periodistas que rechazan la privatización del agua.   En Chiapas encarcelaron a los que piden fertilizantes para la tierra. En Guanajuato asesinaron a un estudiante de Guadalajara. En Tamaulipas mataron a la tuitera Rosario Fuentes. En Tlatlaya, Estado de México, fusilaron a 22 jóvenes. En Monterrey  secuestraron a un grupo de Jóvenes que protestaba frente al palacio de gobierno. En Guerrero asesinaron a la dirigente Rocío Mesino. En Ecatepec, Estado de México, encontraron 21 cuerpos en el Gran Canal. En Nayarit se cometieron crímenes homofóbicos avalados por el gobierno. En Iguala asesinaron a seis y desaparecieron a otros 43 normalistas de Ayotzinapa.   Es todo el país. Son unos asesinos que comenten crímenes de Estado. Es más, crímenes del narco-Estado-neoliberal.

Y todavía quieren desmantelar PEMEX, la CFE, el Instituto Politécnico Nacional, las normales rurales, o sea, toda la obra del General Cárdenas, el mejor presidente del Siglo XX. ¿Para qué se robaron la elección en 2006, para qué compraron la presidencia en 2012? ¿Para esto?   ¡Tenemos derecho a decirles que se vayan! ¡Que se vaya Peña Nieto, que se vaya  el Procurador, que se vaya el de Gobernación, que se vaya el de la Defensa! ¡Que renuncien ya!   ¡Tenemos derecho a darle otro rumbo a nuestro país! En lo inmediato, tenemos que lograr la consulta sobre la reforma energética. Si se concreta la privatización del petróleo habrá más violencia, ingobernabilidad y caos en todo el país.   La Constitución no permite consultas sobre impuestos, materia electoral, restricción de derechos humanos, fuerzas armadas, seguridad nacional y el carácter representativo y federal de la República. Pero la Constitución sí permite consultar a todo el pueblo sobre materia energética, sobre el petróleo, sobre la electricidad. Los ministros de la Suprema Corte de Justicia no tienen argumento jurídico alguno contra la consulta, no tienen para donde hacerse.   Les demandamos que ya no agravien más al pueblo, que no obstaculicen la consulta, que no secuestren nuestro derecho a decidir.

      Ya cumplimos con el requisito que marca la ley. Muchas gracias a quienes ayudaron a reunir casi 3 millones de firmas. Ya las presentamos. Ya las avalaron. Ahora que haya consulta. Amigas y amigos:   Hace mucho que el proyecto neoliberal tiene el rechazo de la mayoría. Pero lo han sostenido usurpando, engañando, dividiendo, cooptando, distrayendo.   Nosotros tenemos claridad del rumbo que hay que seguir y sabemos muy bien que ellos ahora quieren que cunda la impresión de que todos son iguales para que nunca haya cambio, para que diga la gente que se queden los malos por conocidos.   Están verdaderamente asombrados nuestros adversarios por el crecimiento de este proyecto de Morena, del proyecto alternativo, del proyecto distinto de nación y han querido envilecer, comprar, corromper, cooptar, comprometer a todos pero se equivocan.   Morena no se reúne con Peña Nieto. Morena no firma pactos contra México. Morena no apoya reformas neoliberales. Morena es un instrumento del pueblo. No admitimos por ningún motivo que se pretenda criminalizar a las víctimas o o a los opositores.   Escuchamos al pueblo y sabemos muy bien que hay gente luchando, que exige compromiso. Sabemos muy bien que en Morena se deposita la última esperanza. Somos conscientes de nuestra responsabilidad.   No fallaremos. Tomaremos buenas decisiones y seguiremos trabajando para cuidar el mayor patrimonio de Morena que es la autoridad moral con el pueblo de México. Desde aquí llamamos a todos a segur luchando, a luchar por la inmediata presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.   A luchar por castigo sin miramiento a los responsables. A luchar por la libertad de todos los presos políticos del país. A luchar por la realización de la consulta sobre la reforma energética. A luchar por la renuncia de Enrique Peña Nieto y todo su gabinete.

Nuestro reconocimiento a la lucha y al papel del padre Solalinde, de los jóvenes  estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, de la UNAM, de la UAM, la UACM, las Normales, la UPN, las universidades de los estados, la Ibero. Nuestro respaldo a todas las luchas y movimientos que se libran hoy en el país.   ¡Que viva México! ¡Que viva Morena! ¡Que viva Andrés Manuel López Obrador! ¡Que vivan los Jóvenes!       ¡Que vivan los estudiantes! ¡Que vivan las Normales! ¡Que viva México! Gracias.

∞∞∞∞∞

Artículos Relacionados

  1. Declara López Obrador que no hay ningún derecho que permita que un gobierno espíe a otro país
  2. MORENA simboliza el resurgimiento de la izquierda mexicana: Martí Batres
  3. Da inicio segundo día del cerco de MORENA en el Senado, informa Martí Batres