La protesta, sobre todo en redes sociales, frenó la pensión vitalicia para magistrados del TEPJF asegura López Obrador

Andrés Manuel López Obrador, presidente del Consejo Nacional de MORENA en asambleas informativas en Cocotitlán y Atlautla, Estado de México.

Comunicado b14-116

Descargar: b14-116

                      Cocotitlán, Estado de México, 21 de junio de 2014

 

  • MORENA recolecta firmas para defender el petróleo, sin tomar carreteras o aeropuertos, porque el movimiento ha sido, es y seguirá siendo pacífico, expresa

Andrés Manuel López Obrador aseguró que gracias a la protesta, sobre todo en redes sociales, tuvieron que dar marcha atrás a la ley que otorgaba “pensión vitalicia” a los 11 magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Se sabe que diputados y senadores aprobaron esa ley para darles una pensión  vitalicia, con la que al terminar el año y después de diez años de labor les iban a seguir pagando 400 mil pesos mensuales”, explicó.

En asamblea informativa en Cocotitlán, Estado de México, enfatizó que debido a que los ciudadanos utilizan las redes sociales y el Internet, ahora la mafia del poder ya no puede silenciar tan fácilmente al pueblo de México, a pesar de que controlan la mayoría de medios de comunicación.

El presidente del Consejo Nacional del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) habló sobre las reformas estructurales aprobadas recientemente por el Congreso: laboral, fiscal, educativa y energética.

Con la supuesta reforma laboral, dijo, lo único que quieren es que los trabajadores pierdan derechos: no se respeta el derecho de antigüedad, gracias a los contratos temporales de seis meses y quieren pagar a solo ocho pesos la hora trabajada.

“No es para que aumente el salario de los trabajadores, que por cierto es el más bajo de América Latina y no alcanza ni para lo más indispensable”, comentó.

En el caso de la reforma fiscal aprobada recientemente, afirmó, solo se han aumentado impuestos que afectan a pequeños y medianos empresarios, a quienes les piden más trámites, hasta factura electrónica, “muchas trabas burocráticas”.

López Obrador también habló sobre la reforma educativa que nada tiene que ver con mejorar educación, recordó que a diferencia del Estado de México, en el Distrito Federal los estudiantes de preparatoria tienen una beca mensual que los ayuda a continuar sus estudios.

“Porque hay dinero para eso y más. ¿Saben de cuánto es el presupuesto nacional de este año? Es de 4 billones de pesos. Si se repartiera ese dinero entre todas las familias de México se podrían repartir 12 mil pesos mensuales a cada una”.

Recordó que el presupuesto es dinero de todos pero el problema principal es “que se queda arriba” y los políticos que lo administran, a los que calificó de corruptos, se roban hasta 400 mil millones por año.

A eso, afirmó, debemos sumarle el gasto que representa para el pueblo mantener al gobierno corrupto, faraónico y oneroso que tenemos en México, donde cada diputado gana 300 mil pesos mensuales, más los grandes sueldos de senadores y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que cobran hasta 600 mil pesos cada mes.

Indicó en meses pasados, los reporteros le preguntaron qué opinaba de la detención del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, a lo que les dijo que estaba bien, pero que no se iba a resolver nada, porque el cártel que hace más daño es El cártel de Los Pinos y ese iba a seguir operando.

Un joven de Atlautla preguntó qué pasó con la toma de carreteras y aeropuertos para evitar la privatización de la energética y eléctrica, qué pasa con las leyes secundarias, Andrés Manuel López Obrador informó que se llevaron a cabo 5 grandes concentraciones en el Zócalo de la Ciudad de México para que no se entregará el petróleo.

Recordó que entre los asistentes a las asambleas decidieron las acciones y se votó porque se reunieran firmas para llevar a cabo las consultas en torno a la reforma energética, se evitó la toma de carreteras y aeropuertos, porque “el movimiento ha sido, es y seguirá siendo pacífico y no le vamos a dar pretextos a la mafia del poder para que reprima al pueblo.

Expuso que la violencia no es la solución porque en vez de destruir el autoritarismo lo perpetúa y nosotros aunque tengamos el corazón caliente, siempre vamos a tener la cabeza fría, no podemos llevar a la gente a la confrontación a la violencia. Lo que estamos haciendo es más eficaz y al final vamos a triunfar sin duda”.

Indicó que en efecto se discuten las leyes secundarias en el país, pero los legisladores están al servicio de la mafia del poder, es decir, hay 500 diputados federales, de los cuales 20 se pueden considerar representantes populares, 480 son empleados de la mafia del poder, “entonces ahí no hay nada que hacer”.

Consideró que será importante recolectar los 2 millones de firmas y que el gobierno federal tenga que llevar a cabo la consulta ciudadana, porque el pueblo de México será el que decida qué quiere sobre la reforma energética y expresó que está seguro que la mayoría de la gente va a decir que no a la privatización del sector energético.

Informó que hay una encuesta en donde el 80 por ciento de los mexicanos no quiere que se entreguen los recursos naturales ni el petróleo a particulares y extranjeros, menos se privatice la industria eléctrica nacional, “es una vil imposición lo que están haciendo, considero que se dé marcha atrás a la llamada reforma energética”.

Desde Atlautla, municipio localizado en las faldas del volcán Popocatépetl, mejor conocido como “Don Goyo”, López Obrador explicó que por 12 años estuvo el PAN al frente del gobierno federal y el PRI impuso a Enrique Peña Nieto, pero no hay nada en beneficio del pueblo de México al contrario se profundizó la crisis económica.

Aunque este el PAN o el PRI en la Presidencia de la República, indicó, se aplica la misma política económica neoliberal que se impuso desde hace 32 años que está diseñada para beneficiar al 1 por ciento de los mexicanos y afecta al 99 por ciento del pueblo.

En más tres décadas, dijo, el campo está abandonado, no ha habido crecimiento en la economía, “hemos llegado a estar debajo de Haití y si no hay crecimiento económico no hay empleos, si no hay empleos no hay bienestar, si no hay bienestar no hay paz ni tranquilidad”.

Responsabilizó a la política económica neoliberal como la causante del aumento de la inseguridad y la violencia en México, ya que no ha habido desarrollo ni crecimiento ni empleos, además se abandonó los jóvenes “y ahora estamos pagando todo las consecuencias”.

Expresó que la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia y tiene que echarse a andar la económica, tiene que haber empleos y bienestar. Si no ha estallado más el país es porque la gente se busca la vida como puede, es decir, ejercen la llamada economía informal o emigran a otros países, arriesgando todo, para buscarse la vida.

Puso de ejemplo que México resiste gracias a los 23 mil millones de pesos de remesas anuales que envían los connacionales a sus familiares y ello permite reactivar el comercio en las regiones, y es la segunda fuente de ingresos del país, porque la primera son los ingresos que salen del petróleo mexicano.

Para mañana, López Obrador se reunirá con los habitantes de Teoloyucan, Melchor Ocampo y Tultepec, municipios del Estado de México.

∞∞∞∞∞

Artículos Relacionados

  1. Peña es el responsable de autorizar pensiones vitalicias para magistrados de TEPJF, asegura López Obrador
  2. Lanza López Obrador una convocatoria a usuarios de redes sociales para participar en la vigilancia de casillas
  3. Convoca López Obrador a redes sociales a informar al pueblo de México sobre su campaña presidencial que es trascendental