Una hazaña del pueblo de Tabasco el triunfo electoral de Arturo Núñez, después de 80 años de gobiernos priistas, asegura López Obrador

Comunicado c-081
Villahermosa, Tabasco, 11 de noviembre de 2012

*Expresa su apoyo, respeto a Núñez Jiménez que gobernará a los tabasqueños en los próximos seis años
*Con el Congreso de Tabasco termina una etapa más del Movimiento Regeneración Nacional, comenta
*Núñez ofrece una etapa diferente, pero solicita a sus paisanos que no lo vayan a dejar solo, ante las resistencias al cambio

En su tierra, en su agua –como llama a su estado natal— Andrés Manuel López Obrador expresó que el pueblo de Tabasco dijo basta e inició el camino del cambio sin retorno con el triunfo de la gubernatura en la persona de Arturo Núñez, después de 80 años ininterrumpidos de gobiernos priistas.

Fue toda una hazaña el triunfo electoral de las fuerzas progresistas en la entidad, subrayó al afirmar que en los próximos seis años el gobierno local estará en buenas manos, a cargo de gente honesta, como Núñez Jiménez, a quien expresó su apoyo y respeto.

Aclaró que el éxito de la administración entrante dependerá en 75 por ciento de que el presupuesto de la entidad se maneje con honradez y que no haya corrupción, “porque ha escalado la corrupción en el estado y ha echado por la borda todos los esfuerzos del pueblo tabasqueño”.

En el Congreso del Movimiento Regeneración Nacional en su estado natal, afirmó que la administración saliente rompió el “ladronómetro” y llamó a sus paisanos a la unidad.

Se debe “buscar la unidad de todo el pueblo, más allá de los partidos; no debemos estar pensando de esa manera, ya en el gobierno se debe atender a todos. Partidos, como su nombre lo dice, es una parte, y gobernar es sumar voluntades para el propósito de rescatar a nuestro querido estado de Tabasco”, explicó.

Después de que los congresistas eligieron a Javier May como presidente de MORENA en Tabasco y optaron con mil 588, de mil 1744 votos, que el Movimiento se convierta en partido político nacional, el ex candidato presidencial destacó que “Por el bien de todos, primero los pobres” y que se preste atención a los adultos mayores, a los ancianos respetables, así como a los jóvenes estudiantes.

Sobre el Movimiento, dijo que hoy concluye una primera etapa de consolidación y de fortalecimiento de MORENA, en especial lo relativo a la elección de sus dirigentes a nivel estatal.

Luego informó que los próximos 19 y 20 se elegirán en el Congreso nacional a los consejeros e integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, además de revisar y, en su caso, aprobar los documentos básicos, a saber la declaración de principios, los estatutos, y el programa de acción. Entonces, “tenemos mucho trabajo por delante. La verdad que son encargos y no cargos, porque se requiere consolidar la organización a nivel municipal y seccional”, explicó.

También –destacó— debe ponerse en marcha una campaña nacional de concientización, porque “cuando cambia la mentalidad del pueblo, cambia todo. Hemos avanzado mucho, no es poca cosa 16 millones de votos, obtenidos sin entregar materiales de construcción ni dinero, sino de gente libre”.

Al precisar que el objetivo superior de MORENA es la transformación de México y lograr que la justicia triunfe sobre el poder, destacó la importancia de “darle la mano a aquel que lo necesite y caminar todos juntos”.

Al final de su exposición, mostró el libro más reciente de su autoría: No decir adiós a la esperanza, que consta de tres capítulos. El primero de ellos se refiere a la pasada campaña presidencial; el siguiente a la comisión del fraude electoral y, el último aborda el título del texto

Embargado por la emoción dio lectura a unos párrafos del tercer capítulo: “¿Qué sigue en estos días de desolación, desaliento y de presión por el fraude? Muchos ciudadanos se preguntan si vale la pena seguir insistiendo en cambiar las cosas y o de plano hacerse a un lado y dejar que la vida pública transcurra sin ellos, sin nosotros, los que hemos venido propugnando por una transformación profunda de México.

“Otros, con razón, cuestionan si la vía electoral es el camino hacia el cambio y, sin apostar a la violencia, sugieren que deberíamos explorar otras vías de lucha más eficaces. Entiendo el coraje, desencanto y malestar que produce este nuevo fraude y la arbitrariedad con que fue cometido, así como el mensaje prepotente de que nos quitarán el derecho a la esperanza.

“…llevamos años batallando, dando pasos hacia adelante y recibiendo reveses. Aún en condiciones adversas, se va avanzando en la creación de conciencia, en la organización del pueblo y en la conquista de espacios políticos. No hay derrotas definitivas”, detalló ante senadores, diputados federales y locales, así como autoridades municipales.

En su turno, Núñez Jiménez manifestó que buena falta le hace a México la constitución de un nuevo partido político.

“Para constituir un partido se requiere tener una ideología expresada en la declaración de principios, un programa de acción concreto ante la realidad del país, una organización establecida en los estatutos, de militancia a nivel nacional y de liderazgo” y “Morena está sobrada de todo eso y seguramente será partido político nacional”, estimó.

Hizo énfasis en la necesidad de preservar la unidad de las izquierdas ante la derecha y por un compromiso con la República y, aunque haya diversas expresiones partidistas, la izquierda debe ir unida a las elecciones. En su oportunidad, cada partido determinará su estrategia y acción ante los comicios de 2015, abundó.

Ante sus paisanos, ofreció emprender una etapa diferente en la historia de Tabasco, pero les pidió: “Los voy a necesitar a la hora de gobernar, no me dejen solo, ante las resistencias al cambio”.

Para finalizar, destacó: ¡El cambio va por Tabasco!

Antes, el presidente electo del municipio de Centro, Humberto de los Santos, dijo que el presente “es el momento para un cambio verdadero, es el momento para la construcción de una nueva República”.

∞∞∞∞∞
Documento c-081

Artículos Relacionados

  1. Con Arturo Núñez la izquierda ganará Tabasco, afirma López Obrador
  2. El candidato presidencial por la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió que al triunfo del gobierno democrático se construirá en tres años el tren bala y ello permitirá que los turistas podrán internarse en la grandiosa cultura maya
  3. Yo no me voy a divorciar del pueblo, asegura López Obrador a sus miles de seguidores