Rinde protesta López Obrador como candidato presidencial del Partido del Trabajo

     b12-000114

México, Distrito Federal a 18 de marzo de 2012

  

* Sin un cambio verdadero, no vamos a encontrar la salida ni como pueblo ni como nación, sostiene

Al rendir protesta como candidato del PT a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador llamó a todos aquellos que se oponen al cambio a reflexionar, a pensar que México no encontrará la salida ni como pueblo ni como nación sin una transformación verdadera de la vida pública.

Al conmemorarse el 74 aniversario de la Expropiación Petrolera, el candidato de la coalición Movimiento Progresista dijo: Llamo, convoco, exhorto a quienes se oponen al cambio, a que lo piensen. Les digo de manera sincera, lo tengo analizado, muy pensado, que si no hay un verdadero cambio, no vamos a encontrar la salida ni como pueblo ni como nación”.

Ante dirigentes y legisladores de los partidos que postulan su candidatura, el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, subrayó: Hago un llamado a la reflexión para que todos juntos logremos de manera ordenada y pacífica la transformación que necesita el país, para darle nueva viabilidad a la nación, por el bien del pueblo, de la nación, de México y de la Patria.

En el mensaje que dirigió a la militancia del Partido del Trabajo, se refirió al tema de la industria petrolera. A 74 años de que el general Lázaro Cárdenas expropió el sector para beneficio de los mexicanos, aseguró que el hidrocarburo se puede convertir en palanca del desarrollo nacional, si se limpia de corrupción a Pemex y se termina con las prácticas deshonestas para entregar contratos que solo favorecen a empresas particulares, en su mayoría de capital extranjero, en perjuicio de la hacienda pública.

Luego de reiterar que México requiere de cinco nuevas refinerías para dejar de importar el combustible, que representa alrededor del 50 por ciento del consumo nacional, López Obrador recordó a los candidatos presidenciales de otras fuerzas políticas que promueven la privatización del petróleo que la industria se expropió para beneficio de los mexicanos y para modernizar al país.

También aclaró que sólo quien no ha leído el contenido del artículo 27 constitucional “está pensando en la privatización de Petróleos Mexicanos”.

En el supuesto de que el dominio del petróleo pasara a manos de particulares,  el erario dejaría de recibir anualmente 800 mil millones de pesos por concepto de impuestos y habría un boquete en las finanzas públicas, porque las empresas privadas no aportarían tal cantidad, y preguntó a sus adversarios que dónde se financiarían entonces los programas destinados a la salud y a la educación.

Más allá de tratarse de un asunto histórico e ideológico –prosiguió—es un tema de juicio práctico y los promotores de las privatizaciones deberían explicar a detalle cuáles son los beneficios que ha dejado al pueblo y a la nación la entrega de bienes nacionales a particulares.

Sólo se ha beneficiado un pequeño grupo en las últimas décadas, mientras que la mayoría de los mexicanos se encuentra en condiciones de pobreza, afirmó al declarar: No queremos que la riqueza de unos cuantos se finque en la pobreza de la mayoría.

En otra parte de su discurso, hizo énfasis en que el nuevo gobierno entregará contratos de obra a empresas nacionales y no sólo a foráneas, como ocurre actualmente y reiteró que se reducirán los precios de las gasolinas, diesel, energía eléctrica y gas en beneficio de los consumidores y de las pequeñas y medianas empresas  y comercios.

Posteriormente, al término de asistir al encuentro temático sobre el sector energético, López Obrador explicó que mientras Pemex aporta por concepto de impuestos 850 mil millones de pesos, las 10 empresas más importantes del país, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, apenas cotizan con aproximadamente 60 mil millones de pesos, cantidad 15 veces menor a la paraestatal, si se considera que ambas partes obtienen ingresos anuales por 1.5 billones de pesos.

En conferencia de prensa, el candidato presidencial dejó en claro que se respetarán los contratos suscritos por Pemex con particulares, sean capitales nacionales o extranjeros, pero no se entregará ni uno más bajo las mismas condiciones en que se otorgaron para explotar la Cuenca de Burgos y Chicontepec.

A pregunta expresa, manifestó que terminará la actual administración y no se pegará ni un solo ladrillo de la refinería en terrenos de Hidalgo, como lo pronosticó, “porque no hay capacidad operativa. Si no pudieron en su tiempo con el monumento con motivo del Bicentenario (Estela de Luz), menos van a terminar  con la refinería”.

Un comunicador le pidió que si sería necesaria una segunda expropiación del sector petrolero, debido a que en este sexenio se entregaron una cantidad importante de los llamados contratos de riesgo.

López Obrador que se pondría un hasta aquí a ese tipo de figura, que se haría valer el 27 de la Ley Fundamental y que no sería necesaria una segunda expropiación del sector, si se maneja con honestidad ese recurso natural.

En otro tema dijo que estaba bien la propuesta de la candidata presidencial panista, Josefina Vázquez Mota, de aplicar las pruebas del polígrafo y toxicológicas a los abanderados a la silla presidencial, pero también debería incluirse exámenes para detectar mentiras y actos de corrupción.

De manera adicional, propuso que cada uno de los aspirantes a presidente de la República presente su declaración de bienes patrimoniales y recordó que hace meses entregó la propia al periódico El Universal y hasta la fecha no la ha publicado.

∞∞∞∞∞

Descargar: b12-000114

Artículos Relacionados

  1. López Obrador rinde protesta como candidato presidencial del Partido Movimiento Ciudadano
  2. Comenta López Obrador que el fin de semana se efectuará la encuesta para elegir al próximo candidato de las izquierdas en Jalisco
  3. Anuncia López Obrador a Miguel Torruco Marqués como el próximo Secretario de Turismo