Manifiesta López Obrador a Salinas, Zedillo, Fox y Calderón que no habrá acto alguno de venganza

                                                                                  b 12-00019

Amealco, Querétaro,  a 11 de enero de 2012

 

 

*Expresa su rechazo a cualquier acto de ajuste de cuentas

 

*Se ofrece como intermediario para resolver los posibles conflictos, desatados a raíz del caso Acteal, entre los de “allá arriba”, para serenarlos y tranquilizarlos.

 

 

Andrés Manuel López Obrador manifestó a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón que no actuará con irresponsabilidad y que no habrá acto alguno de venganza en contra de los ex presidentes de México.

 

Expresó su rechazo a cualquier acto de ajuste de cuentas y se ofreció como intermediario para resolver los posibles conflictos, desatados a raíz del caso Acteal, entre los de “allá arriba”, para serenarlos y tranquilizarlos.

 

Luego hizo un llamado a la reconciliación nacional y subrayó que Salinas, Zedillo, Fox y Calderón pueden tener la certeza “de que nosotros no vamos a vengarnos”, en caso de favorecerle el voto en la elección presidencial.

 

De ser el próximo presidente de México dijo que su propósito es sacar adelante al país, “que se pueda serenarlo y que podamos entre todos llevar a México a una mejor situación”.

 

“No es mi fuerte la venganza. Queremos justicia y no venganza. Queremos un verdadero cambio” en el país, aclaró el precandidato presidencial de la izquierda.

 

A los actores políticos, incluido el panista Diego Fernández expresó: “No vamos a vengarnos, no queremos venganza, queremos justicia”.

 

Fue en la plaza principal de este municipio en donde López Obrador declaró que lucha por la justicia y reprobó que en aras de la justicia de pretendan perpetrar un ajuste de cuentas.

 

Su afirmación fue en respuesta a la pregunta que le formularon los reporteros sobre las acusaciones que pesan sobre Zedillo Ponce de León por su presunta responsabilidad en la matanza de Acteal.

 

Trajo a memoria que cuando ocurrieron los lamentables acontecimientos ocurridos en diciembre de 1997 ocupaba el cargo de presidente nacional del PRD y que la primera medida que se adoptó en la administración zedillista fue la destitución del entonces secretario de Gobernación, Emilio Chuayffet.

 

También hizo un llamado a levantar la mira y destacó su decisión de inaugurar una nueva etapa en la vida nacional, en donde impere la justicia.

 

Con relación a su propuesta de que se organicen 12 debates semanales durante la campaña presidencial, dijo que el planteamiento formal se lo podría enviar la próxima semana a los consejeros electorales.

 

Con el ánimo de que apoyen e impulsen la mencionada iniciativa, informó que enviará una copia a los precandidatos del PRI y del PAN.

 

Al proponer que los debates semanales sustituyan a los spots en radio y televisión, recomendó los temas de desempleo, inseguridad y violencia, corrupción y educación como los primeros a discutir entre los aspirantes presidenciales.

 

En otro orden de ideas aseguró que por tratarse de un intento infructífero por detener el despeñadero del abanderado priísta, Enrique Peña, sus asesores echaron a andar una estrategia basada en la publicidad y mercadotecnia.

 

Como resultado publican encuestas en donde aparentemente el priista va a la cabeza en las preferencias electorales, sostuvo.

 

Mañana continuará López Obrador con mítines de precampaña en Chiapas.

 

∞∞∞∞∞

Descargar archivo b12-00019

 

 

 

Artículos Relacionados

  1. Manifiesta AMLO que se siente como pez en el agua y la precampaña continuará a ras de tierra y con la gente
  2. Adelanta AMLO que si le favorece el voto habrá mando y coordinación entre las dependencias de seguridad
  3. Empleo, educación, becas y mano franca, ofrece López Obrador a los jóvenes